La banda de música holandesa que siempre se presenta en los óvalos de patinaje de velocidad en los Juegos Olímpicos de Invierno está considerando interpretar durante las justas de Sochi una popular canción gay, "YMCA", para mostrar su apoyo a los derechos de los homosexuales.

Es un misterio cómo reaccionarían tanto las autoridades rusas como las olímpicas si la banda Kleintje Pils toca una canción ampliamente considerada como un himno gay. La prohibición de información sobre "las relaciones sexuales no tradicionales", una ley que firmó el presidente ruso Vladimir Putin, ha provocado indignación internacional, y sus críticos consideran que discrimina a los homosexuales.

El líder de la banda Ruud Bakker le dijo a The Associated Press el martes que Kleintje Pils podría incluir en su repertorio el tema "YMCA" de Village People como "una señal". Sin embargo, agregó que la banda no quería enemistarse con los organizadores o convertir sus actuaciones en un "juego político".

"Vamos a ver si podemos incluir una o dos canciones en la selección, a sabiendas de que en Holanda se verá como una señal de que estamos pensando en ellos (los homosexuales)", dijo Bakker.

La banda, que mantiene entretenidas a las multitudes en las pistas de patinaje durante los descansos para arreglar la superficie de hielo en las competiciones olímpicas, es conocida por su conmovedora interpretación de "Sweet Caroline" de Neil Diamond y "We are the Champions" de Queen. Los músicos suelen conseguir que miles de aficionados de todas las nacionalidades se contagien y bailen mientras recorren el gran óvalo con el permiso de los organizadores. Incluir un mensaje político sería algo nuevo para ellos.

La banda tocó "YMCA" en los Juegos Olímpicos de Invierno de Salt Lake City en 2002, pero no la ha interpretado desde entonces. También ha practicado algunas canciones rusas para los olímpicos de Sochi, que se disputarán entre el 7 y el 23 de febrero.

Expresiones indirectas de los atletas para mostrar apoyo a los gays ya han causado polémica en Rusia. En el campeonato mundial de atletismo de agosto del año pasado en Moscú, la saltadora de altura sueca Emma Green Tregaro lucía los colores del arco iris en sus uñas. En la final, sin embargo, Green Tregaro salió con las uñas pintadas de rojo después de que funcionarios de pista dijeron que su gesto anterior podría violar el código de conducta.

___

Casert informó desde Bruselas.