El campocorto Derek Jeter realizó prácticas en el terreno por primera vez desde que su campaña de 2013 con los Yanquis de Nueva York se vio cortada por una serie de lesiones.

Jeter conectó la pelota colocada sobre un soporte en la jaula de bateo y fildeó 108 roletazos en el césped, detrás del cuadro, durante la práctica del lunes, en el complejo de ligas menores de los Yanquis.

El capitán de los Yanquis, quien cumplirá 40 años en junio, se vio limitado a 17 juegos el año pasado. En los playoffs de 2012 se había fracturado un tobillo.

"No pienso en eso, lo cual es bueno", dijo.

Jeter sufrió la fractura del tobillo izquierdo el 13 de octubre de 2012, durante el primer juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, contra Detroit. Se vio limitado a cinco encuentros y 11 turnos durante el entrenamiento de pretemporada del año pasado, y se quedó en Florida para continuar con su recuperación, pero se volvió a fracturar el tobillo en abril.

"Es bueno tener una preparación normal para la próxima campaña y hacer algo de trabajo", dijo Jeter. "Todo es normal ahora".

El torpedero se perdió los primeros 91 encuentros de la temporada de 2013, y sufrió dolor en el cuadríceps derecho el 11 de julio, cuando volvió. Reingresó a la lista de los lesionados, de la que salió el 28 de julio para disputar tres encuentros, pero luego padeció un tirón en la pantorrilla derecha.

De vuelta en la alineación el 26 de agosto, Jeter jugó hasta el 7 de septiembre, cuando fue sustituido por un corredor luego de conectar un hit frente a Boston. Aunque los análisis del tobillo izquierdo descartaron una nueva lesión, los Yanquis informaron cuatro días después que la campaña de su capitán había concluido.

En su intermitente participación, Jeter bateó para .190 (de 63-12), con un jonrón y siete producidas. Disputó 13 juegos como campocorto y cuatro como bateador designado.

Normalmente, Jeter comienza sus actividades deportivas a mediados de enero, como preparativo para el entrenamiento de pretemporada.

Los lanzadores de los Yanquis, así como el receptor y los peloteros que vienen de lesiones comenzarán su entrenamiento el 15 de febrero. El resto del equipo debe llegar cinco días después.