El español Pablo Larrazábal consiguió una gran vitoria en el torneo de golf de Abu Dabi, la tercera en su palmarés profesional, tras conseguir 274 golpes y desbancar por uno al norirlandés Rory McIlroy, exnúmero uno del mundo.

Larrazábal salió desde la quinta posición, en el último recorrido, pero cinco bajo par en su tarjeta fueron suficientes para conseguir la victoria con un total de 14 impactos bajo par.

La segunda posición fue para McIlroy, que empatado con el estadounidense Phil Mickelson, se quedó a un golpe del español.