El Super Bowl siempre ha estado vinculado con una lista garantizada de estrellas de primera línea: no importa dónde se realice, las celebridades atestan la gran final de la NFL y los festines de lujo que la rodean.

Pero su ubicación este año en el estadio MetLife en East Rutherford, Nueva Jersey, justo a las afueras de Nueva York, ha subido el listón de las celebraciones excesivas y eventos que uno sólo esperaría en la autoproclamada capital del mundo.

"Nueva York es candente, y siempre ha sido candente, así que hay presión. La energía se sentirá dondequiera que estés", dijo la editora en jefe de la revista Shape, Tara Kraft, quien está ayudando a planificar un evento en el pijo Cipriani's de Nueva York, copatrocinado por Men's Fitness, cuyas entradas costarán 2.500 dólares cada una. La fiesta incluirá presentaciones de Marc Anthony, John Legend y Mary J. Blige.

Hasta ahora, parece que la ciudad ha cumplido su promesa. Jay-Z cantará en la fiesta de DirecTV en la víspera del Super Bowl; Drake se presentará en otra; los Foo Fighters tocarán en una fiesta flotante de Bud Light, en un barco crucero; los Kings of Leon y The Black Keys rocanrolearán en dos distintos eventos; GQ planea una fiesta exclusiva solo por invitación y se espera que las emblemáticas fiestas del Super Bowl patrocinadas por las revistas Playboy y Maxim serán aún más salvajes dada la ubicación.

"Creo que las expectativas son mucho más altas para Nueva York", dijo Jon Gieselman de DirecTV, que creó el Celebrity Beach Bowl, o el Baile de Celebridades en la Playa. "Lo que es tan único de esto es que uno está compitiendo con otros eventos del Super Bowl pero de verdad está compitiendo, también, con todas las otras cosas increíbles que Nueva York tiene para ofrecer. Hay tantas cosas que hacer en Nueva York".

Gieselman y su equipo comenzaron a planificar hace dos años, en vez de uno, como acostumbran, debido a la gran competencia por locales espaciosos y la navegación de procedimientos complicados para obtener permisos.

Aunque existe la posibilidad de que haya temperaturas gélidas y hasta nieve el 2 de febrero, DirecTV está más que preparada para el tiempo inclemente: su octavo baile anual en la playa será dentro de una estructura de más de 8.000 metros cuadrados (88.000 pies cuadrados) que según alardeó puede soportar vientos huracanados. Se llenará con más de 450.000 kilos (un millón de libras) de arena e incluirá a estrellas como Shay Mitchell de "Pretty Little Liars", la modelo Chrissy Teigen y el astro de Food Network, Guy Fieri, además de estrellas retiradas del fútbol americano como Joe Montana. Rockers Paramore cantará.

Al igual que el Baile en la Playa, Time Warner Cable montará cuatro noches de fiestas y conciertos VIP en un espacio temporal. Y un pequeño número de clientes podrá ganar boletos gratis vía Twitter para ver a P. Diddy y Drake en la víspera del Super Bowl y a Kings of Leon ese jueves por la noche. Janelle Monae, Fall Out Boy, TLC, J.Cole, los Goo Goo Dolls y Gavin DeGraw están entre los artistas contratados para un concierto de VH1 apodado el "Super Bowl Blitz": seis noches de entretenimientos en los cinco condados de la ciudad, además de Nueva Jersey.

___

Leanne Italie está en Twitter como http://twitter.com/litalie