Activistas del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) de Honduras protestaron hoy pacíficamente en Tegucigalpa contra las medidas fiscales aprobadas en diciembre pasado por la mayoría oficialista del Parlamento.

"Los sectores aquí representados se pronuncian en contra de las medidas económicas porque están afectando a los más pobres, todo cuesta más", dijo a Acan-Efe Juan Barahona, subcoordinador del FNRP, cuyo líder es el expresidente Manuel Zelaya, quien por razones no precisadas no participó en la manifestación.

Se trata de la Ley de Ordenamiento de las Finanzas Públicas, Control de las Exoneraciones y Medidas Antievasión, en vigor desde el pasado día 2, que aumentó del 12 % al 15 % la tasa del Impuesto sobre Ventas, incluye nuevos gravámenes o eleva algunos ya vigentes para productos y servicios, además de suprimir o limitar exoneraciones.

En la protesta pacífica, que inició en el parque El Obelisco de Comayagüela y terminó frente al Parlamento, centro de Tegucigalpa, los manifestantes, unos 1.000 según los organizadores, portaban banderas en rojo y negro del FNRP y coreaban consignas como "No al paquetazo" y "No más impuestos".

Barahona indicó que los nuevos impuestos "golpean fuertemente al pueblo hondureño" e instó a los diputados electos de la oposición hondureña a que deroguen las medidas fiscales.

La reforma fue aprobada por la mayoritaria bancada del gobernante Partido Nacional por solicitud del presidente saliente, Porfirio Lobo, y del actual mandatario electo, Juan Orlando Hernández, quien asumirá el poder el próximo día 27.

Unos 50 diputados de la oposición suscribieron este miércoles un pacto, en el que se comprometen a reformar o derogar el paquete fiscal, pero, para ello se necesitan al menos 65 votos.

El acuerdo fue firmado por 36 de los 37 diputados que obtuvo el Partido Libertad y Refundación (Libre), cuyo coordinador es Zelaya, 13 del Anticorrupción (PAC) y Doris Gutiérrez, del Innovación y Unidad-Social Demócrata (PINU-SD).

El FNRP surgió tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 a Zelaya, quien ganó un escaño en el Congreso por su natal departamento de Olancho.

Los manifestantes también se pronunciaron contra la pobreza, el desempleo, la violencia y otros problemas que afectan a Honduras, un país con 8,5 millones de habitantes de los que el 70 % vive en la pobreza. ACAN-EFE

ac/lbb