Miami, 15 ene (EFEUSA).- Un niño de dos años se encuentra en estado grave tras ser arrojado por el balcón del segundo piso de un motel por su propio padre, quien intentó suicidarse posteriormente y se encuentra también gravemente herido.

Los hechos sucedieron el martes en el condado de Osceola, en el centro de Florida, según informaron hoy medios locales.

El padre, Pablo Maradiaga, de 41 años, y su hijo se encuentran en estado grave ingresados en el Orlando Regional Medical Center y el Arnold Palmer Hospital for Children, respectivamente, recogió el canal local Bay News 9.

Maradiaga fue acusado de intento de asesinato por la Policía, que fue alertada por un testigo que encontró los cuerpos en el suelo del estacionamiento del motel. "Tengo a un bebé y a un joven tendidos en el suelo. Están inconscientes", dijo el testigo al llamar a la línea de emergencia 911.

La Policía indicó que una cámara de vídeo recogió el momento en que el padre tira a su hijo por el balcón del motel, ubicado de la ciudad de Kissimmee y, segundos después, se arroja él al vacío.

El Departamento de Niños y Familias de Florida se responsabilizará de la custodia del niño, una vez que este se recupere de las múltiples heridas y fracturas que ha sufrido, agregó el canal.

En cuanto al padre, que se rompió una pierna en la caída, la Policía señaló que será encarcelado en una prisión del citado condado una vez que sea dado de alta en el hospital. EFEUSA.