Después de una temporada de 2013 menguada por lesiones, Albert Pujols se declaró contento con su trabajo de acondicionamiento durante el receso de invierno y confiado para encarar la próxima campaña con los Angelinos de Los Angeles.

Pujols se operó la rodilla derecha la pasada primavera y se perdió los últimos dos meses debido a una rotura parcial en el talón de su pie izquierdo.

En el segundo año de un contrato de 240 millones de dólares y 10 temporadas, Pujols redondeó la producción más mediocre de su carrera, con 17 jonrones y 64 impulsadas en 99 juegos.

Pujols se declaró "súper entusiasmado" con su preparación para la próxima temporada.

El manager de los Angelinos de Los Angeles dijo el mes pasado que cree que Pujols repuntará en 2014, luego de un mal año.

Pujols habló el miércoles al participar en un torneo de golf organizador por la fundación benéfica de Derek Jeter.