Llegó la postemporada de la NFL a la casa de Tom Brady y Gisele Bundchen, pero la supermodelo afirma que no hay estrés en el hogar.

"Él está muy concentrado", dijo Bundchen, de 33 años, sobre Brady, quarterback de los Patriots de Nueva Inglaterra, en una entrevista reciente. "Nos apoyamos mucho en lo que hacemos. ...Claro que a nadie le gusta perder. Esos no son los días más felices. Él hace todo lo que puede y trabaja extremadamente duro".

La modelo brasileña dice que la pareja tiene diferentes métodos para mantener la calma.

"En las noches mi esposo ve la tele y ve el fútbol americano, yo tengo algún librito y me pongo algo en las orejas para no escuchar el partido, prendo mi lámpara y estoy con mi libro y pienso '¡Oh!' Él alimenta su alma así y ver fútbol americano es importante para él. A mí sólo me gusta ver los partidos si lo estoy viendo a él", relató con humor.

Y ya sea que gane o que pierda, la familia es lo más importante. Brady tiene un hijo de seis años, John, con la actriz Bridget Moynahan. Bundchen y Brady tienen un hijo de cuatro años, Ben, y una hija de un año, Vivian.

"Él es muy amoroso y eso es increíble. En casa somos muy cariñosos", dijo. "Creo que es muy importante que los chicos sepan que está bien abrazarse y besarse, que eso no te hace menos hombre".

___

Alicia Rancilio está en Twitter como http://www.twitter.com/AliciaR