El presidente ruso, Vladímir Putin, abordó hoy en conversación telefónica con su colega iraní, Hasan Rohaní, el cumplimiento del histórico acuerdo nuclear alcanzado en noviembre entre Irán y las grandes potencias mundiales.

Ambos mandatarios trataron "la realización de los acuerdos alcanzados sobre el programa nuclear iraní", además del conflicto sirio y los preparativos para la conferencia de paz Ginebra 2, informó el Kremlin en un comunicado.

Rusia considera que la comunidad internacional se encuentra ante una inmejorable oportunidad de plasmar en un documento conjunto los pasos necesarios para arreglar la crisis nuclear iraní.

A su vez, Putin asegura que el acuerdo debe garantizar "tanto el derecho inalienable de Irán al desarrollo de la energía nuclear pacífica como la seguridad de todos los países de la región, incluido Israel".

Irán y el grupo de países G5+1 se reúnen hoy y mañana en Ginebra para ultimar los detalles del citado acuerdo nuclear, encuentro del que se espera que surja la fecha de su aplicación.

El pacto firmado el 24 de noviembre en Ginebra obliga a Teherán a suspender parcialmente las partes más conflictivas de su programa nuclear a cambio de un levantamiento limitado de algunas sanciones.

Por su parte, las grandes potencias se comprometen a no imponer nuevas sanciones durante seis meses, plazo en el que las partes deberían alcanzar un pacto definitivo.