Las autoridades de Haití y República Dominicana iniciaron la reunión bilateral que trata el tema migratorio, un asunto que enfrentó a ambos países tras la sentencia que emitió el Tribunal Constitucional dominicano sobre la nacionalidad, afectando especialmente a descendientes de haitianos.

El fallo, emitido el pasado mes de septiembre, establece los criterios para adquirir la nacionalidad y afecta principalmente a personas de origen haitiano.

El encuentro para retomar el diálogo entre ambos países comenzó con más de dos horas de retraso, que estaba pautado para las 11 de la mañana hora local (15.00 GTM) y tiene lugar en la localidad de Juana Méndez (Haití), frontera con Dajabón (República Dominicana), en la empresa textil del Grupo M.

A su llegada los dos representantes encargados de encabezar la reunión, el primer ministro de Haití, Laurent Lamothe, y el ministro dominicano de la Presidencia, Gustavo Montalvo, posaron ante las cámaras dándose la mano, lo que algunos expertos consideran que es "un signo de buenas intenciones y reflejo de la voluntad de diálogo para obtener acuerdos".

Además de los cinco miembros oficiales de la alta comisión que asiste en representación de cada uno de los países, les acompañan dos delegaciones de personas como invitados auxiliares.

Los cinco miembros oficiales de la delegación dominicana son: los ministros de la Presidencia, Gustavo Montalvo; de Interior y Policía, José Ramón Fadul, y el de Industria y Comercio, José del Castillo, así como por el viceministro de Relaciones Exteriores, José Manuel Trullols, y el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, César Pina Toribio.

Por parte de Haití, los cinco representantes son: el primer ministro de Haití, Laurent Lamothe, el canciller, Pierre Richard Casimir; los ministros del Interior, David Bazile, y de Economía, Wilson Laleau, así como el economista Nesmy Manigat.

En la cita también está previsto tratar el comercio, medio ambiente y la seguridad entre los países vecinos.

La cita de Juana Méndez es la primera reunión formal entre ambos países para tratar el asunto migratorio tras el encuentro que sostuvieron el presidente dominicano, Danilo Medina, y el haitiano, Michell Martelly, el 16 de noviembre en Venezuela, donde con la mediación del presidente venezolano, Nicolás Maduro, decidieron retomar el diálogo.

En este contexto fue anunciado el restablecimiento del diálogo a través de la creación de una comisión de alto nivel con cinco miembros de cada país, cuyo primer encuentro tiene lugar hoy con el fin de buscar salida a los conflictos generados entre los dos países que comparten la isla conocida como La Española.

La llegada de las autoridades a la localidad haitiana de Juana Méndez se produjo sin incidentes, pese a que se ha asegurado la zona en la que se realiza la reunión con oficiales de la Policía Nacional haitiana, miembros del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre y la seguridad privada de la propia empresa del Grupo M.

Además, el director del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront),aseguró que todo se desarrolla con normalidad y que los informes de inteligencia recibidos de los organismos de seguridad no apuntan a que se puedan producir actos violentos.

Por otro lado, el director de Cesfront señaló que la zona fronteriza donde se realiza el encuentro de la Comisión, comparado con otras grandes ciudades, es de las más seguras del país, a pesar de que la población tiene el mito de que ésta es una de las zonas más inseguras.

Como observadores, también participan representantes de la ONU, la Unión Europea, la Comunidad del Caribe (Caricom) y del Gobierno de Venezuela.

Cabe recordar que el fallo del Tribunal Constitucional dominicano fue criticado por otros países del Caricom y que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un órgano autónomo de la OEA, expuso que el fallo tiene un efecto discriminatorio y que impacta principalmente a dominicanos de ascendencia haitiana -en su mayoría afrodescendientes-.