El pianista polaco Wojciech Kilar, que compuso música clásica y los temas de películas como "El Pianista" de Roman Polanski y "Bram Stoker's Dracula" de Francis Ford Coppola, falleció el domingo. Tenía 81 años.

El compositor murió en su casa en la localidad de Katowice, en el sur de Polonia, después de una larga enfermedad, según Jerzy Kornowicz, jefe de la Asociación de Compositores Polacos.

"El poder y el mensaje de su música, así como el carácter noble de Wojciech Kilar como persona, permanecerán para siempre en mi memoria", dijo Kornowicz.

Kilar era un hombre modesto que a menudo evitaba la atención pública. Su mayor amor fue la composición de sinfonías y conciertos, y siempre puso eso por encima de las películas, aun cuando escribió los temas musicales de numerosas cintas.

Su inspiración provenía de la música folclórica polaca y de las oraciones e himnos religiosos que aprendió en latín cuando fue monaguillo.

Sin embargo, fue la música para películas, en especial para la cinta erótica de horror de Coppola de 1992, la que puso a este compositor prolífico de vanguardia ante la atención del mundo. Su trabajo también interesó a otros cineastas de fama, como Jane Campion, que le encargó la música de la cinta "Portrait of a Lady".

Kilar declaró en alguna ocasión que su criterio para componer el tema musical de alguna película se basaba en tres factores que mencionó en este orden: el nombre del director, la paga y el guión.

En entrevista en 2007 con PLUS, una publicación sobre asuntos polaco-estadounidenses, Kilar recordó haber preguntado a Coppola en Los Ángeles sobre el tipo de música que deseaba. El cineasta le respondió: "Yo ya hice mi parte. Usted es el compositor. Haga lo que desee".

Debido a su dedicación para componer música principalmente para las salas de concierto, Kilar perdió el encargo de elaborar el tema musical para la trilogía de "Lord of the Rings" de Peter Jackson.

"En una película, la música es sólo uno de muchos elementos", expresó el compositor alguna vez. "La música seria, que yo compongo, sólo va firmada con mi nombre, y esto me complace en verdad".

Kilar compuso la música para más de 130 películas en Polonia y el extranjero. Por "Dracula", la Sociedad Americana de Compositores, Autores y Editores le confirió en 1992 el premio al Mejor Compositor de un tema musical.

Su esposa Bárbara, con la que vivió 40 años, falleció en 2007. No tuvieron hijos.