Un incendio a primeras horas del día de Navidad en una casa rodante en Luisiana dejó un saldo de tres niños muertos y siete lesionados, informaron funcionarios de bomberos.

Dos hermanos, de 12 y 11 años, y su hermana de 13 años, fallecieron en el Parque de Casas Rodantes Whispering Oaks en Houma, dijo Lance LaMarca, de la oficina del jefe estatal de bomberos.

Otro hermano, los padres de los niños y otros cuatro menores fueron llevados a la unidad de quemados de Baton Rouge, agregó LaMarca.

La casa rodante estaba envuelta en llamas cuando los bomberos llegaron al lugar el miércoles a eso de las 2:30 de la madrugada, dijo Mike Millet, inspector de bomberos.

El padre de los niños rescató a uno al darse cuenta que entraba humo por la puerta de su habitación, pero no pudo llegar a los otros tres porque el incendio se extendió con mucha rapidez, dijo LaMarca

De los sobrevivientes, el padre de los niños fallecidos fue quien sufrió las peores quemaduras, dijo LaMarca, y después la madre. Agregó que se espera que todos los sobrevivientes se recuperen.

La madre y otros niños escaparon por una ventana, mientras que familiares que dormían en otra habitación en el extremo opuesto de la casa rodante salieron por la puerta trasera.

LaMarca dijo que los niños fallecidos y sus padres habían llegado de visita de Alabama para navidad y que había 12 personas en la casa rodante.

El funcionario de bomberos agregó que la zona de la sala-cocina, donde los niños dormían, sufrió fuertes daños, al explicar que los ocupantes estaban usando calentadores portátiles y velas, que podrían haber provocado el incendio. Los daños fueron tan severos que pudiera resultar difícil descartar otras causas, como los electrodomésticos en la cocina, dijo.

En la casa no había alarmas contra incendio, dijo LaMarca.