Miles de personas desfilaron la noche de Navidad frente al ataúd del cantautor de vallenato Diomedes Díaz, cuyo entierro está previsto para el miércoles luego de una misa seguida de la presentación de algunos de los artistas más conocidos de ese género musical colombiano.

El féretro de madera, forrado en blanco y cubierto con una tapa de vidrio para que los seguidores de Diomedes le den su último adiós, permanece desde el lunes pasado sobre una tarima en la céntrica Plaza Alfonso López de la ciudad de Valledupar — ubicada en el departamento de Cesar, a 655 kilómetros al norte de Bogotá y conocida como la cuna del vallenato_, donde el cantautor de 56 años falleció el domingo de un infarto cardiorrespiratorio.

"Muy sorprendido con la participación anoche, siendo una noche que convoca mucho a la gente a estar en su casa (reunida por la Navidad). La participación y la visita de los fanáticos de Diomedes fue una cosa impresionante y permanente durante toda la noche", dijo en entrevista telefónica el alcalde de Valledupar, Fredys Socarrás.

Al menos 80.000 personas han desfilado desde el lunes frente al ataúd, donde dejan flores y algunos cantan y toman fotos, añadió el alcalde.

Explicó que en la plaza se realizará una misa a las 11:00 a.m. y luego cantarán algunos de los intérpretes del vallenato más famosos, como Poncho Zuleta, Jorge Oñate, Silvestre Dangond, Peter Manjarrés, así como dos de los hijos de Diomedes: Rafael Santos y Martín Elías.

Para las 4:00 p.m. se prevé que el ataúd, colocado sobre un camión de bomberos, sea trasladado desde la plaza hasta el cementerio local Jardines del Eccehomo para su entierro, aseguró el alcalde.

En medio de la música en la plaza, donde se han escuchado algunas de las famosas canciones de Diomedes — "Mi muchacho", "Mi primera cana", "Bonita" y "Tú eres la reina" — la gente "ha tenido un comportamiento ejemplar... mucho respeto", dijo Socarrás al destacar que no se han presentado incidentes.

Diomedes, conocido como el Cacique de la Junta, fue el artista número uno en ventas de discos en el país en el género vallenato, con más de 16 millones de copias vendidas a lo largo de su carrera, en la que grabó al menos 40 álbumes y más de 500 canciones, según ha dicho Guillermo Mazorra, uno de los representantes de Sony Colombia, la casa disquera del artista.

Nacido el 26 de mayo de 1957 en La Guajira, vecino al Cesar, era considerado uno de los exponentes más importantes del folclor vallenato, un género musical del norte del país que se hizo más conocido internacionalmente en la década de 1990, en la voz del cantante Carlos Vives.

Su vida fue azarosa de principio a fin, y en ella huyó de la muerte en repetidas ocasiones: salió ileso de accidentes de tránsito y sobrevivió a graves intervenciones quirúrgicas, una de ellas a corazón abierto y otra más para extirparle un tumor de la columna. Estuvo en prisión por el homicidio en 1997 de Doris Adriana Niño, una joven con la que sostuvo una relación amorosa y que murió por sobredosis de drogas, en uno de los capítulos más oscuros de su vida. Siempre se mencionó su abuso del alcohol y las drogas.