La Armada colombiana recibió hoy cinco lanchas interceptoras de guardacostas para hacer más efectiva la lucha contra el narcotráfico y proteger la soberanía nacional en el archipiélago caribeño de San Andrés y Providencia.

"Hoy se han entregado cinco lanchas interceptoras con capacidad para perseguir el narcotráfico, para acompañar a los pescadores y proteger el medio ambiente, así como la reserva (marina) de Seaflower, para ayudar en situaciones de emergencia, de búsqueda y rescate", dijo el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, al entregar las embarcaciones.

Pinzón dijo que antes habían sido entregadas otras cinco lanchas que están en operación en la parte norte del archipiélago "y con estas cinco vamos a seguir dándole golpes al narcotráfico", dijo.

El ministro recordó que la orden del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, es fortalecer la presencia de la fuerza pública en San Andrés y Providencia.

"Tenemos tres unidades navales mayores de tiempo completo, fragatas, buques, helicópteros, aviones que contribuyen a la seguridad general del área", señaló.

Asimismo, enfatizó que las nuevas lanchas se enfocan en la lucha contra el narcotráfico, la protección del medioambiente y en ayudar a los pescadores a que puedan faenar libremente en las aguas por las que Colombia tiene un litigio marítimo con Nicaragua.

Las unidades entregadas hoy están diseñadas para patrullaje costero e interdicción marítima y, además, incorporan un diseño abierto que permite maximizar la visibilidad en todos los ángulos, indispensable para sus tripulantes, según la Armada.

En cuanto a sus capacidades tecnológicas, las nuevas lanchas constan de equipos de comunicación de largo alcance, un radar de búsqueda de alta definición y sistemas de posicionamiento global (GPS).