Después de un partido memorable bajo la nieve, el safety de Pittsburgh, Troy Polamalu, recibió buenas noticias al regresar al camerino.

Increíblemente, los Steelers siguen en la lucha por los playoffs.

Palomalu provocó una pérdida de balón que Le'Veon Bell transformó en un touchdown cuando faltaban 1:28 minutos de juego, y Pittsburgh aguantó la embestida final de Green Bay para ganar el domingo por 38-31 y de paso atinar un golpe a las esperanzas de los Packers de estar en la postemporada.

Es difícil que suceda, pero los Steelers (7-8), que arrancaron la temporada con cuatro derrotas al hilo, todavía tienen posibilidades de conseguir uno de los boletos de wild card de la Conferencia Americana. Claro, para eso van a necesitar de bastante ayuda.

"Ha sido un camino largo para nosotros, pero todavía tenemos nuestros problemas. Estuvimos a una jugada de perder este partido", comentó Polamalu.

Sería prácticamente un milagro si Pittsburgh sobrevive otra semana. Los Steelers tienen que vencer a los Browns en la última fecha de la temporada, y necesitan que los Dolphins, Ravens y Chargers — todos con marca de 8-7 — pierdan sus respectivos partidos.

"En realidad, es irrelevante. Nada ha cambiado desde nuestra perspectiva", matizó Polamalu. "Tenemos que encarar el partido como una situación única".

La derrota significa que Green Bay (7-7-1) necesitaba que Chicago perdiera ante Filadelfia el domingo por la noche para seguir en carrera por un boleto a los playoffs.

"No me gusta lo dramático", señaló el entrenador de Green Bay, Mike McCarthy. "Queríamos tener control sobre nuestro destino, y desperdiciamos esa oportunidad".

El touchdown de Bell se produjo poco después que el quarterback de los Packers, Matt Flynn, perdió el balón al ser tacleado por Polamalu. Los Steelers recuperaron el balón en la yarda 17 y anotaron cinco jugadas después.

Acto seguido, Micah Hyde devolvió la patada de despeje 70 yardas, hasta la 31 de los Steelers, para darle otra vida a Green Bay. Los Packers llegaron hasta la yarda uno, pero después de una infracción, el partido terminó cuando el pase de Flynn a Jarrett Boyklin fue incompleto.

Los Steelers fueron castigados con una infracción inusual que anuló una jugada en la que habían bloqueado un gol de campo, y finalmente se impusieron tras una segunda mitad de infarto.

Bell terminó el encuentro con 26 acarreos y 124 yardas. Eddie Lacy, de los Packers, sumó 84 yardas en 15 intentos, con dos touchdowns, en un duelo entre dos de los mejores running backs novatos de la NFL.

El cornerback de los Steelers, Cortez Allen, interceptó un pase y corrió 40 yardas para anotar, mientras que el quarterback Ben Roethlisberger corrió 13 yardas por la nieve para otro touchdown.

Todo sucedió después del entretiempo, aunque esas jugadas pasaron a un segundo plano por la infracción en el gol de campo.

Después que los Steelers bloquearon la patada, hubo un corre y corre por la pelota que terminó cerca del costado del terreno, donde el liniero defensivo de Pittsburgh Ziggy Hood manoteó el balón hacia afuera. Luego de discutirlo durante unos minutos, los árbitros dieron la posesión de la pelota a Green Bay, al decidir que los Steelers nunca controlaron el balón después de bloquear una patada que no alcanzó a cruzar la línea de golpeo.

Una jugada después, Lacy anotó un touchdown desde la yarda dos, para dar a los Packers ventaja de 21-17.

En vez de bajar la cabeza, los Steelers respondieron de inmediato.

Roethlisberger lanzó un pase de anotación a Matt Spaeth con dos minutos por jugar en el tercer parcial, y 14 segundos después, Allen interceptó un pase y corrió hasta el touchdown.

Los Packers contestaron con un gol de campo de Mason Crosby desde 22 yardas, y un touchdown de John Kuhn, con 7:17 en el reloj, empató la pizarra a 31.

Los Steelers finalmente sentenciaron el encuentro con el touchdown de Bell, y el intento fallido de los Packers.

Flynn conectó en 21 de sus 39 pases, para 232 yardas y un touchdown, en su cuarto partido como titular en reemplazo del lesionado Aaron Rodgers, quien no juega desde que se fracturó la clavícula el 4 de noviembre.

En otros resultados, Buffalo derrotó 19-0 a Miami, Cincinnati 42-14 a Minnesota, Indianápolis 23-7 a Kansas City, San Luis 23-13 a Tampa Bay, los Jets de Nueva York 24-13 a Cleveland, Dallas 24-23 a Washington, Carolina 17-13 a Nueva Orleáns, Tennessee 20-16 a Jacksonville, Denver 37-13 a Houston, los Giants de Nueva York 23-20 a Detroit, Arizona 17-10 a Seattle, San diego 26-13 a Oakland, y Nueva Inglaterra 41-7 a Baltimore.

___

Genaro Armas está en Twitter como http://twitter.com/GArmasAP