La buena labor de equipo que realizaron los Heat de Miami, los Pacers de Indiana y Los Ángeles Lakers les permitió aprovechar aun más las aportaciones que hicieron sus respectivas estrellas en los triunfos conseguidos durante la pasada jornada de la NBA.

El pívot Chris Bosh no quiso ser menos que sus compañeros estrellas, el alero LeBron James y el escolta Dwyane Wade, y se erigió en el líder del ataque de los Heat que vencieron por paliza de 122-103 a los Kings de Sacramento y establecieron la mejor anotación en lo que va de liga.

Bosh aportó 25 puntos y ocho rebotes que lo dejaron al frente de una lista de cinco jugadores de los Heat, incluidos cuatro titulares, que tuvieron números de dos dígitos.

Wade logró 20 tantos, cinco rebotes, cinco asistencias y recuperó tres balones, al ser el segundo máximo encestador de los Heat (20-6), que consiguieron el cuarto triunfo consecutivo y son líderes de la División Sureste.

El alero LeBron James, a pesar que descansó todo el cuarto periodo, consiguió 18 puntos ocho asistencias y seis rebotes, que también ayudaron al triunfo de los Heat, el decimoctavo en los últimos 19 partidos que han disputado con los Kings.

El veterano escolta Ray Allen también se reivindicó como sexto jugador al conseguir 18 puntos y cinco asistencias.

El alero Paul George volvió a encabezar el ataque ganador de los Pacers que se impusieron con claridad por 114-81 ante los Rockets de Houston y rompieron racha de dos derrotas consecutivas.

George aportó 24 puntos, nueve rebotes y cuatro asistencias que le permitieron encabezar una lista de seis jugadores que tuvieron números de dos dígitos.

Los Pacers (21-5) sumaron seis victorias en los últimos 10 partidos y se mantienen controlando la División Central.

El escolta Lance Stephenson consiguió 16 tantos y el ala-pívot David West, junto con el base George Hill anotaron 12 puntos cada uno.

Los Pacers también jugaron una gran defensa y consiguieron su triunfo con mayor ventaja en lo que va de temporada y siguen sin perder ante rivales de la Conferencia Oeste.

Los Rockets (17-10) volvieron a mostrar inconsistencia en su juego ofensivo, especialmente por parte del escolta James Harden, que falló 11 de 14 tiros de campo y aportó sólo 12 puntos, además de sufrir cinco perdidas de balón.

El líder del ataque de los Rockets esta vez fue el pívot Dwight Howard que aportó un doble-doble de 19 puntos, 12 rebotes y puso cinco tapones, pero no recibió ningún tipo de ayuda.

La figura del ala-pívot español Pau Gasol se hizo presente una vez más en el juego individual y de equipo de los Lakers y fue el líder que los guió al triunfo por 104-91 ante los Timberwolves de Minnesota.

La victoria llegó en el primer partido que los Lakers disputaban sin escolta estrella Kobe Bryant, que el pasado martes, ante los Grizzlies de Memphis, se fracturó la tibia de la rodilla izquierda y será baja al menos por seis semanas.

Los Lakers, como habían hecho en los partidos anteriores (19) que disputaron hasta que llegó Bryant recuperado de la lesión del tendón de Aquiles del pie izquierdo, jugaron su mejor baloncesto al tener participación de todo el equipo y un Gasol que fue el gran líder.

Gasol dominó en todas las facetas del juego y se quedó a sólo dos asistencias de un triple-doble al aportar 21 puntos, 13 rebotes y repartió ocho pases de anotación.

El ala-pívot reserva Markieff Morris consiguió 25 puntos y fue el jugador sorpresa que encabezó el ataque de los Suns de Phoenix en su visita al Pepsi Center de Denver, donde ganaron 99-103 al equipo local de los Nuggets.

Los Suns (15-10) se afianzan en el segundo puesto de la División Pacífico después de conseguir el séptimo triunfo en los últimos 10 partidos disputados.

Duelo de excompañeros fue lo que se vivió en el American Airlines Center, de Dallas, entre los Raptors de Toronto y la franquicia local de los Mavericks que tuvieron al base español José Manuel Calderón de líder frente a su exequipo, que al final con el escolta DeMar DeRozan fueron los triunfadores.

A pesar que Calderón jugó su mejor partido ofensivo en lo que va de temporada y fue el líder de los Mavericks, tras conseguir 23 puntos, la inspiración de DeRozan con los tantos decisivos le impidió disfrutar también de una gran victoria.

DeRozan, que aportó 15 puntos, incluida la canasta que primero forzó la prórroga y luego la decidió el triunfo, también repartió nueve asistencias y capturó siete rebotes.

Otros resultados de la jornada dejaron los triunfos en la prórroga de Filadelfia ante Brooklyn (121-120) y Cleveland frente a Milwaukee (114-111), mientras que Charlotte ganó a domicilio 106-116 a Detroit y Atlanta se impuso 118-85 a Utah.