El Eintracht Frankfurt llegó a la mitad de la temporada de la Bundesliga sin sumar victorias en casa, luego de que el viernes empató 1-1 con el Augsburg.

No hubo verdaderas oportunidades de gol hasta que el Augsburg rompió el impase por conducto del argentino Raúl Bobadilla a los 33 minutos. Bobadilla remató una diagonal a quemarropa hacia el segundo poste.

Pero la respuesta del Frankfurt no se hizo esperar, y obligó Marwin Hitz a hacer algunas magníficas atajadas a disparos de Joselu y Stephan Schroeck. Pero el arquero del Augsburg quedó indefenso cuando Jan Rosenthal remató a seis metros (yardas) de la meta un balón que Joselu bajó de cabeza a los 42.

El guardameta del Frankfurt, Kevin Trapp, y el zaguero peruano Carlos Zambrano impidieron que Arkadiusz Milik anotara hacia el final del encuentro en un contraataque del Augsburg.

El Augsburg sumó su quinto partido sin conocer la derrota.