Al revisar las películas del año, la topografía es rica. Desde los pueblos polvorientos y decaídos de "Nebraska" hasta las deslumbrantes fiestas romanas de "The Great Beauty" y el futuro brillante de Los Ángeles en "Her", el 2013 fue un viaje, pero habría que preguntarse si fue un gran año.

La negatividad llegó a un nuevo nivel a mitad del año cuando Steven Spielberg lamentó los intereses de Hollywood, temerosos de asumir riesgos e impulsados por las finanzas. La triste y seria "Man of Steel" de Superman y su trasfondo de destrucción masiva marcaron un punto bajo, el epítome de todo lo malo sobre las películas en la actualidad.

A pesar de esto hubo bastantes cintas ambiciosas y al final de cuentas muchos comenzaron a calificar el 2013 como un año excelente para el cine, desde un punto de vista histórico.

A continuación las películas de año según el crítico de AP Jake Coyle, muchas de las cuales confirman por qué el 2013 fue un buen año para el séptimo arte.

1. "12 Years a Slave" — La magistral adaptación de Steve McQueen de las memorias de Solomon Northup de 1853 es simplemente impresionante. Sospecho que McQueen nunca hará una comedia; sus tres películas ("Shame" y "Hunger" son las otras) lo revelan como un narrador severo al que le gusta ir a las profundidades más obscuras. Pero su falta de sentimentalismo le da a "12 Years a Slave" claridad: una corrección necesaria desde hacía mucho tiempo al renuente trato de la esclavitud en el cine. Al igual que Northup, los ojos conmovedores de Chiwetel Ejiofor nos llevan por una agónica odisea al pasado de Estados Unidos.

2. "Mud" — De las plantaciones de Luisiana en el siglo XIX viajamos a la Arkansas de hoy en la historia de Jeff Nichols al estilo Mark Twain sobre la infancia en Misisipí. Con el joven y sabio Tye Sheridan como Ellis, de 14 años, "Mud" es una fábula estadounidense llena de sentimiento.

3. "Frances Ha" — Lo declaro sin temor: estoy enamorado de Greta Gerwig. Pero fuera de esa preferencia, la más reciente película de Noah Baumbach — coescrita y protagonizada por Gerwig — es una oda adorable al personaje principal (que también tiene mucho en común con Gerwig). Frances es una mujer idiosincrática de 27 años que trata de encontrar su lugar en Nueva York; de dónde viene el "Ha" (ja) se responde en el dulce final de la película.

4. "Inside Llewyn Davis" — Al igual que Frances, Llewyn es un residente de Manhattan sin un apartamento o empleo fijo. Pero a él esto le molesta mucho más que a ella. La melancólica historia de los hermanos Coen sobre un músico folk amargado y desafortunado es un comentario irónico sobre la crueldad del destino, una melodía agotada por la desarmonía.

5. "The Hunt" ("Jagten") — En la película más cautivadora del año (aunque estrenada en 2012), los débiles lazos de una comunidad danesa aparentemente unida se deshacen cuando un profesor de jardín de niños es injustamente acusado de abusar de una pequeña.

6. "The Great Beauty" ("La grande bellezza") — Fellini vive en el retrato de Paolo Sorrentino de una Roma en decadencia. Sorrentino tiene un estilo exquisito (los primeros minutos de su cinta "Il Divo" son cine puro y ardiente), y "The Great Beauty" es maniática y excesiva. Pero está llena de vida, hasta tiene una jirafa.

7. "Gravity" — Es tan sencilla que se podría argumentar que el espectáculo en 3D del mexicano Alfonso Cuarón es un poco banal, pero es algo que vale la pena ver. La película no será recordada por su argumento básico, pero en una época en la que se habla mucho del ascenso de la televisión, "Gravity" le da vida a la gran pantalla.

8. "Blue Is the Warmest Color" ("La vie d'Adèle") — Varias películas del año fueron retratos fascinantes de vidas en movimiento. El poderoso documental de Bill Moyers "Two American Families", con su sencilla narrativa, siguió a dos familias de clase media y sus problemas por 20 años. Richard Linklater retrató dos décadas en la historia de una mujer parisina (Julie Delpy) y un escritor estadounidense (Ethan Hawke) en su trilogía culminada con "Before Midnight". Pero la cinta ganadora de la Palma de Oro en Cannes de Abdellatif Kechiche es la más memorable por su cercanía extrema al retratar a una adolescente despertando ante ella misma y a su mundo. La interpretación de Adele Exarchopoulus es impactantemente abierta. La ironía es que las escandalosas escena de sexo en esta historia sobre el paso a la edad adulta son por mucho las más artificiales de ella.

9. "This Is the End" — Una ola de chistes. Nadie se divirtió más haciendo una película este año que Seth Rogen y Evan Goldberg, y todo quedó plasmado en su comedia autorreferencial y apocalíptica.

10. "The Spectacular Now" y "Short Term 12" — Son raras las películas que representan honestamente la vida adolescente, pero estas dos cintas pasan mágicamente de tramas familiares a relatos honestos. La comedia de estudiantes de secundaria "The Spectacular Now", protagonizada por Miles Teller, choca contra la dura realidad. "Short Term 12", protagonizada por Brie Larson, retrata tiernamente una casa de acogida y sus jóvenes supervisores sin caer en clichés.

Otras películas que vale la pena ver: "Her", "Nebraska", "Rush", "A Band Called Death", "Elysium", "Fruitvale Station", "Captain Phillips", "Upstream Color", "Enough Said" y "Blue Jasmine".

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jake_coyle