Redacción Deportes (EEUU), 19 dic (EFE9.- La bajas por descanso del ala-pívot Tim Duncan y el escolta argentino Manu Ginóbili, junto a la del base francés Tony Paker, lesionado, no impidió que los Spurs de San Antonio, con el pívot brasileño Tiago Splitter de salvador, venciesen a domicilio 102-104 a los Warriors de Golden State.

A falta de 2,1 segundos, Splitter palmeo un rebote ofensivo tras el fallo de una penetración del ala-pívot francés Boris Diaw y consiguió la canasta que rompió el empate en el marcador y aseguró la victoria de los Spurs, la segunda consecutiva.

El base Stephen Curry, que a falta de seis segundos había conseguido un triple con el que empató el marcador (102-102), intentó otro antes que sonase la bocina del final del partido y esta vez el balón no entró en el aro.

Antes de la acción decisiva de Splitter, que salió de reserva, el escolta italiano Marco Belinelli, que también salió del banquillo, fue el máximo encestador de los Spurs al aportar 28 puntos, incluidos cuatro triple de ocho intentos.

Mientras que el alero Kawhi Leonard fue el segundo máximo encestador al conseguir un doble-doble de 21 puntos, 10 rebotes --nueve defensivos--, repartió tres asistencias y recuperó un balón.

El base australiano Patty Miller, que salió de titular, volvió a responder de forma positiva al aportar 20 puntos, cinco rebotes, recuperó tres balones y repartió dos asistencias, que lo dejaron como el tercer máximo encestador de los cuatro jugadores de los Spurs que tuvieron números de dos dígitos.

El escolta Danny Green llegó a los 11 tantos y los Spurs como equipo consiguieron un 45 (40-89) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 41 (11-27) de triples, comparados al 48 (42-90) y 26 (8-31), respectivamente, de los Warriors, que dominaron el juego bajo los aros al capturar 47 rebotes por 39 de San Antonio.

Ambos equipos tuvieron un pobre control del balón, pero los peores fueron los Warriors con 24 perdidas por 19 de los Spurs, que al final no sintieron las bajas de Duncan, Ginóbili y Parker.

Splitter, que jugó 28 minutos, aportó cuatro puntos, incluida la canasta ganadora, que fue la única que consiguió en siete intentos, y 2 de 3 desde la línea de personal, además de capturar cinco rebotes, repartió dos asistencias y recuperó dos balones.

El ala-pívot David Lee surgió como el líder del ataque de los Warriors al aportar un doble-doble de 32 puntos, 13 rebotes, dos asistencias y recuperó un balón.

Mientras que Curry, a pesar de fallar el último intento de triple, consiguió un doble-doble de 30 puntos, 15 asistencias, recuperó cuatro balones y perdió cinco.

El escolta Klay Thompson llegó a los 13 tantos y fue el tercer jugador de los Warriors (14-13) que tuvieron números de dos dígitos, pero no impidieron la quinta derrota que sufrió el equipo de Golden State.