Para llegar al nivel de absurdo que logran Will Ferrell y Adam McKay, el espectador debe ser muy receptivo, necesita estar dispuesto a hacer un chiste sobre la anatomía de una ballena femenina y ver si funciona.

Es un proceso de lluvia de ideas no premeditado, reescritura constante, improvisación infinita y pruebas ante el público que los lleva a lugares ridículos. Su "Step Brothers", que McKay califica como el cine más libre que hayan hecho, culminó, entre todos los lugares posibles, en algo llamado Catalina Wine Mixer, donde Ferrell canta "Por Ti Volare" de Andrea Bocelli.

"A veces le digo a Ferrell: ¿Puedes creer que terminamos esa película con una canción de ópera?", dice McKay.

"Nos metimos hasta el fondo", dijo Ferrell. "Era la única manera".

"Anchorman: The Legend of Ron Burgundy", la primera película que hicieron juntos tras salir de "Saturday Night Live", terminó en la famosa traducción de Burgundy de San Diego como "vagina de ballena". Decir el diálogo hizo que Ferrell tuviera que explicarse, algo que no suele hacer.

"Un elenco profesional, en una toma nocturna", dice Ferrell. "Y al final de cuentas tuve que decir: Convencimos a una compañía socia para que pusiera este diálogo en la película".

La segunda parte, "Anchorman 2: The Legend Continues", se estrena el miércoles nueve años después de la original, una película que ayudó a lanzar una década de comedias e impulsó las carreras de Judd Apatow (productor en "Anchorman"), Paul Rudd y Steve Carell. Since desde entonces, Ferrell ha protagonizado cada película dirigida por McKay incluyendo la comedia de NASCAR "Talladega Nights" y la sátira sobre crímenes de cuello blanco "The Other Guys".

"Ellos tienen algo especial que tiene pocos precedentes en el cine de comedia", dijo Apatow, quien también es productor de la segunda parte. "Me recuerda a Bill Murray y Harold Ramis. Cuando estás cerca te das cuenta de lo raro que es, han hecho cinco películas y todas ellas son clásicas".

"Me gusta trabajar con ellos porque me recuerdan que se supone que hay que divertirse haciendo esto", agregó Apatow.

En una entrevista reciente, McKay y Ferrell reflexionaron sobre su proceso de ensayo constante y refinación continua, el cual comienza con una lluvia de ideas en la casa de huéspedes de Ferrell en California o en las oficinas de la productora de Ferrell y McKay, Gary Sanchez.

"Creemos fervientemente en eso de sentarnos por dos, tres o cuatro horas", dijo McKay. "Escribimos unas 50 ideas y dos de ellas valen la pena".

"Anchorman 2" lleva a su presentador de noticias chovinista y sexista a la década de 1980 y el surgimiento de los canales de cable con noticias las 24 horas. Pero todo pudo ser diferente.

Al principio planeaban hacer una versión musical en teatro antes de filmar la película. También consideraron ubicar la segunda parte en el espacio ("Nunca supimos cómo o por qué", dijo Ferrell) o que Ron se volviera amigo de Manuel Noriega en Panamá. También coquetearon con la crisis de rehenes en Irán ("¿Pero cómo hacíamos ESO gracioso?" dijo Ferrell), y con la idea de que Burgundy iniciara accidentalmente una guerra.

"Somos capaces de intentar todo", dijo McKay.

Así como "Talladega Nights" tenía un comentario velado sobre los estados republicanos de la era Bush, la premisa de "Anchorman 2" incluye una parodia sobre los medios actuales. Burgundy tiene la epifanía cuando ve que las noticias de la televisión le pueden decir a la gente no lo que necesita escuchar, sino lo que quieren escuchar, como si la historia fuera escrita por un idiota.

Durante el rodaje hubo más improvisación e intercambio de ideas. Hay tantos chistes que McKay pensó en algún momento hacer la película en dos partes, tipo "Kill Bill", e incluso probó la primera parte con público. Cada chiste tiene por lo menos una alternativa, así que McKay planea lanzar una versión en DVD con los cerca de 400 chistes que cada uno intercambió por otro.

En general ambos se regodean en los cambios imprevisibles y locos que tuercen el nivel de absurdo de por sí alto en la película.

"Nada es más agradable para mí que cuando veo una película o un programa de televisión y te da esa sensación de que todo puede ocurrir", dijo McKay. "Es el sentimiento más divertido en el mundo".

Ferrell y McKay, también dirigen el sitio de internet Funny Or Die y han hecho proyectos por separado. Actualmente están terminando los planes para hacer una comedia sobre una prisión llamada "Get Hard", protagonizada por Ferrell y Kevin Hart que McKay produciría.

McKay claramente tiene interés en expandir su trabajo de dirección hacia otros rumbos, pero durante la entrevista también le dijo a Ferrell que hicieran otro gran personaje como Burgundy, "como un 8 en la escala".

"Egoístamente sólo quiero trabajar con Adam y que él sólo trabaje conmigo", dice Ferrell. "Pero al mismo tiempo quiero otros actores y otra gente. No sé si la gente sabe de verdad lo bueno que es Adam McKay".

"La gente siempre pregunta '¿Van a hacer otra película?' Sí, eventualmente. Nunca ha habido un momento en el que hagamos películas juntos que no sea tremendamente divertido y gratificante", dijo McKay.

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jake_coyle