Sony Pictures Television indicó hoy en un comunicado que la precuela de la serie "Breaking Bad", denominada "Better Call Saul", estará disponible el próximo año para los usuarios de Netflix en Latinoamérica y Europa.

En Estados Unidos y Canadá, la primera temporada de la serie estará disponible para los clientes de la plataforma digital en cuanto concluya su emisión a través de la cadena AMC.

Protagonizada por Bob Odenkirk e ideada por el creador de "Breaking Bad", Vince Gilligan, "Better Call Saul" cuenta la historia del abogado Saul Goodman en los años previos a convertirse en el letrado de Walter White, el protagonista de la célebre serie que concluyó a finales de septiembre.

Gilligan creó el personaje en la segunda temporada de "Breaking Bad" con ayuda del guionista y productor Peter Gould.

El título de la serie proviene de un episodio de "Breaking Bad" en el que el protagonista (Bryan Cranston) y Jesse (Aaron Paul) contratan al extravagante Saul Goodman tras unos problemas con la Agencia Federal Antidrogas (DEA).

A partir de ahí, Goodman se convirtió en un personaje frecuente que aportaba las dosis necesarias de comedia en una trama repleta de tensión y dramatismo. Se espera, según medios especializados, que el proyecto tenga un cariz más cómico y menos oscuro que "Breaking Bad".

"'Breaking Bad' es ampliamente reconocida como una de las mayores experiencias televisivas en esta edad de oro de la televisión", dijo Ted Sarandos, encargado de contenidos de Netflix. "Esta precuela promete continuar su tradición de narrativa poderosa", agregó.

A lo largo de sus cinco temporadas, "Breaking Bad" siguió las andanzas de Walter White, un profesor de química que, de forma inesperada, adopta un estilo de vida criminal tras serle diagnosticado un cáncer de pulmón terminal y marcarse el objetivo de reunir el dinero suficiente para que su familia no sufra penurias económicas.

La serie se hizo este año con el Emmy al mejor drama.