Los paparazzi deberán alejarse del integrante de One Direction Harry Styles por órdenes de una jueza de una corte suprema británica.

La juez Nicola Davies prohibió que los fotógrafos persigan al cantante en auto o motocicleta y que lo vigilen, merodeen o lo esperen a 50 metros de su casa.

El abogado de Styles, David Sherborne, dijo que el cantante recurrió a la corte después de que no pudiera convencer a los fotógrafos de dejar de comportarse así voluntariamente.

Sherborne dijo que Styles, de 19 años, uno de los cinco integrantes de la famosa banda de chicos "no está tratando de impedir que sus admiradores se le acerquen en la calle y tomen fotografías, se complace en hacerlo, como siempre".

La orden de la corte fue otorgada originalmente por una semana. El lunes la jueza la prolongó hasta la siguiente audiencia fijada para el 13 de enero.