San Juan, 16 dic (EFEUSA).- Los tres partidos puertorriqueños interpretaron de forma muy diferente una carta de dos legisladores del Senado de EE.UU. dirigida a sus líderes en la que piden que se excluya del debate sobre el estatus la opción del Estado Libre Asociado "mejorado" defendido por el Gobierno de la isla.

El Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) acogió de forma positiva la carta al señalar hoy en conferencia de prensa su presidente, Rubén Berríos, que se trata de la primera vez que desde una de las dos cámaras legislativas de EE.UU. se sientan las bases para que se dé un cambio en el estatus, respecto del actual Estado Libre Asociado.

Berríos se refirió así a la carta enviada el pasado fin de semana por el demócrata Ron Wyden, presidente de la Comisión de Energía y Recursos Naturales -con jurisdicción sobre el estatus de Puerto Rico-, y la republicana Lisa Murkowski, en la que sugieren que se descarte en la solución del asunto del estatus la opción del Estado Libre Asociado "mejorado".

La denominación de "mejorado" es un término sin significado claramente definido que se identifica con la opción que defiende una parte del gobernante Partido Popular Democrático (PPD) y que pasaría por desarrollar al máximo las posibilidades que ofrece el modelo de Estado Libre Asociado.

El presente estatus nace de la autorización del Congreso en Washington a Puerto Rico para disponer de su propia Constitución, de la que se dotó en 1952, aunque la isla continúa sujeta a los poderes plenarios de la Cámara estadounidense, que se reserva apartados como defensa, relaciones diplomáticas o fronteras.

El gobernador y presidente del PPD, Alejandro García Padilla, dijo a Efe días antes de convertirse en jefe del Ejecutivo en noviembre de 2012 que su idea sobre el futuro político de la isla pasa por produndizar en el modelo actual.

Berríos interpretó la carta de los dos legisladores como una "exhortación hacia el cambio" y advertencia al PPD para que desista de su intención de avanzar hacia un Estado Libre Asociado "mejorado" con medidas como firmar tratados de comercio internacional o el rechazo de ciertas leyes federales.

El presidente del PIP pidió hoy una reunión a García Padilla y al líder del opositor Partido Nuevo Progresista (PNP) y representante de Puerto Rico ante Washington, Pedro Pierluisi, para abordar de manera conjunta el asunto de futuro del estatus político de la isla.

Berríos pidió además que se convoquen vistas públicas en la Comisión Especial Conjunta de la Asamblea Legislativa sobre el tema del estatus para iniciar la discusión de los proyectos presentados para la convocatoria a una asamblea de estatus.

Para el gobernador, la carta de los senadores es la "número cien mil que consigue el comisionado residente -Pierluisi- de algún legislador" de EE.UU.

En su opinión, su contenido es "antidemocrático" y no es más que una iniciativa como muchas otras llevadas a cabo durante años desde Washington que no han servido finalmente para nada.

El jefe del Ejecutivo mantiene su compromiso de que si el Congreso en Washington no toma una decisión que suponga un avance en la cuestión del estatus antes de que acabe el año, promoverá la puesta en marcha de una asamblea constitucional en la isla para tratar este tema.

Por su parte, el presidente del PNP insistió en que la población ya se pronunció sobre el asunto el pasado 6 de noviembre de 2012, cuando el 53,9 % de los puertorriqueños que votaron -en una cita que coincidió con las elecciones a gobernador- lo hicieron en favor de un cambio de estatus. De ellos tan sólo el 4 % eligió la independencia como modelo preferido.

Pierluisi, cuyo partido aboga por la anexión, recordó que fue la primera vez que en una consulta sobre el estatus el pueblo se pronunciaba a favor de la incorporación al país norteamericano.

Por ello, reiteró su apoyo al proyecto H.R.2000 que presentó ante la Cámara de Representantes en Washington para que se pongan en marcha los procesos necesarios para que Puerto Rico se convierta en un nuevo estado de EE.UU.

Las dos cámaras puertorriqueñas votaron el pasado noviembre a favor de una resolución para crear una comisión conjunta que atienda el asunto del estatus y sea la encargada de promover legislación para constituir una asamblea constitucional de estatus, que a su vez deberá plantear ante Washington una alternativa al Estado Libre Asociado. EFEUSA