Empresas cubanas y españolas celebraron hoy en La Habana su XIX Comité de Cooperación con el propósito de impulsar las relaciones comerciales entre ambos países en un momento marcado por las reformas económicas en Cuba.

En la apertura del encuentro participó el presidente del Consejo Superior de Cámaras de España, Manuel Teruel, quien resaltó el "interesante" momento que vive Cuba con el desarrollo de su plan de "actualización económica" a su juicio está propiciando "cambios profundos".

Teruel defendió ante el sector empresarial cubano (estatal) la recuperación económica que se está produciendo en España y los planes acometidos para salir de la crisis y mejorar posiciones en los mercados internacionales.

España es el tercer socio comercial de Cuba y el primero de la Unión Europea y aspira en 2013 a alcanzar los mil millones de euros de intercambio bilateral con la isla.

En este país caribeño están radicadas más de 200 sucursales u oficinas de firmas españolas, más otra treintena de compañías que operan en empresas mixtas con Cuba.

La presencia empresarial del país ibérico destaca especialmente en el sector turístico, la segunda fuente de ingresos de Cuba, donde 62 hoteles y casi el 95 por ciento de las habitaciones de establecimientos de cuatro y cinco estrellas están gestionados por empresas españolas.

A la inauguración del foro empresarial asistieron los viceministros cubanos de Comercio Exterior Antonio Carricarte y Ileana Núñez, así como el embajador de España, Juan Francisco Montalbán, entre otros.

En ese acto, el Gobierno cubano entregó la Medalla de la Amistad de la isla al empresario español Juan Arenas, el presidente de la sección española de este comité empresarial, un reconocimiento aprobado por el Consejo de Estado y rubricado por el presidente Raúl Castro.

El Comité de Cooperación cubano-español fue constituido el 8 de julio de 1985, mediante un acuerdo firmado entre la Cámara de Comercio de la República de Cuba y el Consejo Superior de Cámaras de Comercio de España.