La actriz británica Emilia Clarke, conocida por su papel en la serie de HBO "Game of Thrones", ha sido elegida para dar vida al personaje de Sarah Connor en la nueva película de la franquicia "Terminator", informó hoy el blog especializado Deadline.

Esta nueva versión que preparan Paramount, Annapurna Pictures y Skydance Productions será dirigida por Alan Taylor, con quien Clarke, de 26 años, ya trabajó en la producción televisiva de HBO.

La actriz consiguió el papel, interpretado por Linda Hamilton en las películas de James Cameron, tras imponerse a otros nombres como Brie Larson o Margot Robbie. El personaje es la madre de John Connor, un hombre llamado a liderar la resistencia de los humanos en la guerra iniciada por la sublevación de las máquinas.

Por ahora se desconoce quién encarnará a Connor, si bien los medios especializados apuntan a un fuerte interés por Jason Clarke o Tom Hardy. Arnold Schwarzenegger regresará a la franquicia en su icónico papel de Terminator.

Apenas han trascendido detalles sobre el argumento de la cinta, pero se sabe que incluirá viajes en el tiempo y que Schwarzenegger tendrá como misión proteger a Sarah Connor desde su infancia.

En "Terminator" (1984), un cyborg con el rostro de Schwarzenegger, enviado desde el futuro por las propias máquinas, pretendía asesinar a Sarah Connor para evitar que naciera quien debía convertirse en el líder de la resistencia humana.

El mismo esquema, pero con la intención de matar al ya nacido Connor, se repitió en la segunda ("Terminator 2: Judgment Day") y tercera parte ("Terminator 3: Rise of the Machines"), si bien esta última tuvo una fría acogida por parte de la crítica.

Christian Bale dio vida a Connor en la cuarta parte, "Terminator: Salvation", una historia que se desarrolla en el año 2018 tras el día del Juicio Final en el que las máquinas prácticamente arrasaron a la humanidad.

Aquel filme fue el único sin el protagonismo de Schwarzenegger, aunque no sin su presencia, ya que el exgobernador de California retomó su papel, muy brevemente, a través de unos fotogramas insertados digitalmente. EFE