Muy pronto el público podrá escuchar nueva música del difunto Johnny Cash.

Sus herederos están lanzando "Out Among the Stars", un álbum que el músico grabó con Billy Sherrill a principios de los 80 que nunca fue publicado por Columbia Records, y que desapareció cuando la compañía se despidió de Cash en 1986. Resulta que Cash y su esposa, June Carter Cash, habían guardado las grabaciones.

"Nunca botaban nada", dijo su hijo, John Carter Cash. "Lo guardaban todo. Tenían un archivo con todo tipo de cosas, desde grabaciones originales de audio de 'The Johnny Cash Show' hasta objetos como una silla para montar camellos, obsequio del príncipe de Arabia Saudita".

Era tanto lo que guardaban, de hecho, que el Cash más joven y el archivistas de Legacy Recordings no encontraron el material del disco hasta el año pasado, mucho después de que la familia comenzó a difundir archivos musicales de Cash. "Out Among the Stars" sale a la venta el 25 de marzo y sigue un intenso periodo de interés del cantante, quien ayudó a moldear el country y el rock 'n' roll modernos y se convirtió en una figura de la cultura pop estadounidense antes de morir hace 10 años, a los 71.

Múltiples proyectos de música, libros y restauraciones se han iniciado en los últimos 18 meses para conmemorar el que habría sido el 80 cumpleaños del cantante y el 10 aniversario de su muerte. La música a difundirse se grabó durante una época difícil para Cash en lo personal y lo profesional.

Columbia lo juntó con Sherrill, un productor y miembro del Salón de la Fama de la Música Country que entonces era el presidente de CBS Records Nashville. Como uno de los principales arquitectos del llamado sonido "countrypolitan" de la música country, Sherrill ayudó a llevar el género hacia sonidos y convenciones pop que se alejaban del estilo más independiente de Cash.

La mancuerna se produjo en un momento en que había decaído la popularidad de Cash. La música en "Out Among the Stars" incluye grabaciones de 1981 a 1984, cuando la música country estaba atravesando grandes cambios.

"Papá siempre fue único, siempre él", dijo Cash. "Nunca cambió. Pero Nashville en ese entonces era un lugar completamente diferente. Era la fase del 'vaquero urbano'. Era country pop, y papá no era eso. Creo que ponerlo a él a trabajar con Billy fue como un esfuerzo de la compañía disquera por meterlo en ese círculo y ver qué le pasaría en el corazón de esa máquina".

Claramente los ejecutivos de la compañía no quedaron muy impresionados con el resultado. Sacaron unos cuantos discos más de Cash después de eso, pero nunca llegaron a usar esas grabaciones. Sherrill apoyó a Cash con una banda en la que estaba otro miembro del Salón de la Fama, Hargus "Pig" Robbins, y un joven amigo de Cash llamado Marty Stuart.

El hijo de Cash y su coproductor, el archivista Steve Berkowitz, decidieron traer a Stuart de regreso para que volviera a grabar sus partes con 30 años más de experiencia. Otros, incluidos Buddy Miller y Jerry Douglas, también ayudaron a fortificar las grabaciones originales. Los 12 temas incluyen un dueto con Waylon Jennings y dos con June Carter Cash.

"Nos emocionamos tanto Cuando descubrimos esto", dijo Cash. "Pensamos, 'Dios mío, esta es una grabación hermosa que nadie ha oído'. La voz de Johnny Cash mejor que nunca en su vida. Perfecta. Rara vez hubo más de una toma suya. Se grabaron en vivo y son perfectas".

John Carter Cash no cree que los ejecutivos de Columbia hayan sido conscientes de lo que tenían en sus manos. Aun cuando su padre era un superastro, los gustos pronto viraron hacia artistas como Garth Brooks y Shania Twain.

___

Chris Talbott está en Twitter como http://twitter.com/Chris_Talbott.