La Fiscalía de Perú archivó hoy la investigación por presunto enriquecimiento ilícito contra el expresidente de Perú Alan García tras descartar "la existencia de un desbalance de patrimonio".

El fiscal de la Nación, José Peláez, dio una rueda de prensa en la que anunció esta medida, tras 10 meses de pesquisas en las que se levantó el secreto bancario de García, su reserva tributaria y bursátil tanto en Perú como en Francia.

"No existen elementos probatorios que nos lleven a la conclusión de que ha habido un desbalance patrimonial, y en consecuencia, no cabe más que archivar esta causa seguida contra el expresidente de la República Alan García Pérez por presunto delito de enriquecimiento ilícito en agravio del Estado", afirmó Peláez.

En febrero pasado se inició la investigación contra García, presidente de Perú en los periodos de 1985-1990 y 2006-2011, tras conocerse que había comprado una casa en el distrito limeño de Miraflores por 830.000 dólares.

Ante las sospechas de un incremento injustificado en su patrimonio, García declaró que adquirió el inmueble con ingresos propios producto de su trabajo como "académico, intelectual y escritor" y con un crédito bancario.

La Fiscalía también investiga el caso de los indultos otorgados a sentenciados por narcotráfico en el segundo Gobierno de García, y, según Peláez, aún no se evalúa el pedido de la Procuraduría Anticorrupción de incluir al expresidente en las pesquisas.