Los Yanquis de Nueva York lamentan perder a Robinson Canó, pero no culpan al dominicano por marcharse.

"Si las cifras son correctas, él tenía 240 millones de razones para irse a Seattle", dijo el gerente general de los Yanquis Brian Cashman en declaraciones a un grupo de periodistas, el martes, en el Hotel Swan and Dolphin. "Si yo fuera él habría hecho lo mismo".

Canó, cinco veces electo al Juego de Estrellas, llegó a un acuerdo por 240 millones de dólares y 10 años con los Marineros la semana pasada. El convenio no sorprendió a los Yanquis, cuya mejor oferta sumaba 175 millones por siete años.

Sin embargo, el intermedista de 31 años, representado por la firma Roc Nation and CAA Baseball del rapero Jay-Z, fue el bateador más temible de Nueva York durante los últimos años. Y la pérdida de un pelotero de cuadro que aporta .300 de promedio y 30 vuelacercas resulta dolorosa para los Yanquis.

"Robbie Canó no es alguien a quien uno pueda reemplazar fácilmente. Ésa es la conclusión", dijo el manager Joe Girardi durante las reuniones invernales de las Grandes Ligas. "Vamos a extrañarlo, sin duda".

El presidente de los Yanquis Randy Levine consideró que la duración del convenio fue un factor clave para la decisión de Canó.

"No firmamos acuerdos por 10 años. Hemos descubierto por experiencia propia que no funcionan", dijo en una conferencia de prensa en Nueva York.

"Hicimos todo lo posible por traerlo de vuelta. Le ofrecimos 175 millones de dólares por siete años", agregó Levine. "Es mucho dinero, un paquete realmente grande. Él consiguió mucho más. Le deseamos lo mejor, pero lo intentamos. Si 175 millones de dólares no representan un buen intento, no sé qué pueda serlo".

Los Yanquis firmaron a utility Kelly Johnson por tres millones de dólares y un año, la semana pasada, y Cashman dijo que el pelotero podría jugar en la intermedia y la antesala, dependiendo del resultado de la apelación de Alex Rodríguez a la suspensión de 211 juegos que le impusieron las Grandes Ligas.

Pero Cashman dijo también que trata de reforzar esas dos posiciones, ya sea mediante un canje o con la firma de un agente libre.

El destino de Rodríguez se tomará en cuenta en los planes de los Yanquis. Se espera que surja en enero un dictamen sobre la apelación.

"Probablemente, lo que todos buscamos es claridad. ¿Qué va a ocurrir?", dijo Girardi. "Evidentemente, mientras más pronto se tome una decisión, podrás decidir más rápido qué haces con tu club".