José Antonio Pascual

Más de dos años y medio después de que comenzara el largo camino hacia Brasil 2014 en el estadio Ato Boldon de Couva, con un Montserrat-Belice (2-5), el complejo de Costa do Sauípe, en Bahía, albergará el viernes la distribución de los 32 supervivientes, de los aspirantes a la corona que se ciñe, desde el 11 de julio de 2010, España.

Será a partir de las 13:00 hora local, 16:00 GMT y 17:00 CET, cuando comience el significado acto, en un escenario considerado ideal para pasar unas vacaciones de ensueño, en el que se distribuirán los equipos clasificados en ocho grupos y se verá el 'cuadro' que llevará ineludiblemente a la final de Maracaná, en Río de Janeiro, el 13 de julio de 2014.

Comenzarán las habituales quinielas, las proyecciones, los comentarios, aún cuando falta más de medio año para que arranque el torneo en el estadio 'Itaquerao' de Sao Paulo, donde precisamente fallecieron dos trabajadores la semana pasada.

A la cita faltarán muchos y no faltará nadie. No estará alguna de las figuras del momento como Zlatan Ibrahimovic, víctima en la repesca europea de Portugal y de su gran figura, el madridista Cristiano Ronaldo. Tampoco jugadores como el galés Gareth Bale, protagonista del fichaje más caro de la historia, el austríaco David Alava, campeón europeo con el Bayern, el meta checo Petr Cech, el turco Arda Turam, el polaco Robert Lewandowski, el paraguayo Roque Santacruz o el peruano Paolo Guerrero, por citar algunos casos.

En todo caso sí que estarán casi todos las grandes figuras del momento, las selecciones que han sido campeonas mundiales en la historia y las cuatro que alcanzaron las semifinales hace cuatro años en Sudáfrica 2010.

Uruguay, primer campeón mundial en 1930, fue la última en sacar el billete para Brasil, al superar en la repesca a Jordania. Había goleado en Ammán por 5-0 y en la vuelta, en el Monumental de Montevideo, igualó a cero y firmó su clasificación tras una fase tortuosa.

También estarán los demás campeones universales: Brasil, Alemania, Italia, Argentina, Inglaterra, Francia y España.

Mientras que Brasil, en su condición de anfitriona, ha dedicado estos años a jugar amistosos y a foguearse en la Copa de Confederaciones -ganó en la final de Maracaná a España-, la que peor lo pasó fue Francia, que precisó de la repesca al quedar en su grupo clasificatorio tras la 'Roja' de Vicente del Bosque.

Sufrió sobremanera. Cayó en Kiev ante Ucrania por 2-0 y se vio obligada a remontar en la vuelta, en Saint Denis, para estar en Brasil 2014. Buscaba un 3-0 y lo consiguió.

Las demás campeonas lo hicieron con más autoridad, sobre todo Argentina, con su estandarte Leo Messi a la cabeza, e Italia. España tuvo dos tropiezos en casa ante Francia y Finlandia que solventó a domicilio e Inglaterra ofreció algunas dudas.

Otras dos de las grandes favoritas y aspirantes al título, Holanda y Alemania, víctimas de España en la final y la semifinal de Sudáfrica 2010, han arrasado en su camino hacia Brasil.

Su candidatura de nuevo es clara y patente pese a que los mundiales americanos están vetados históricamente para el fútbol europeo y señalados para los 'locales'.

Brasil y Argentina son de nuevos los estandartes de las ilusiones americanas. El conjunto de Luiz Felipe Scolari ya lo demostró en la Copa de las Confederaciones y el albiceleste podría coronar a un Messi al que le falta el gran refrendo con la selección nacional.

De todos los equipos que estuvieron en el pasado Mundial, Paraguay, octava entonces, es la mejor clasificada que no estará en Brasil, donde sí acuden con ilusiones renovadas Chile y Colombia.

México, quizá el conjunto que ha vivido una fase previa más complicada y comprometida, con cambios de técnicos y duras críticas, solventó la situación con una sencilla repesca ante la modesta Nueva Zelanda, y superado el trance se presenta como una incógnita con argumentos para lo mejor, aunque también obligado a borrar los defectos exhibidos.

Junto a Paraguay, no repetirán presencia Eslovaquia, Eslovenia, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Serbia, Dinamarca y Corea del Norte, que han sido reemplazadas por Colombia, Rusia, Bélgica, Costa Rica, Croacia, Ecuador, Irán y Bosnia Herzegovina, única selección que debutará en un Mundial.

Oceanía, pese a la eliminación de Nueva Zelanda, sí estará presente con Australia, que jugó en la fase previa de Asia y pasó junto a Irán, Corea del Sur y Japón; y África repite con Argelia, Camerún, Costa de Marfil, Ghana y Nigeria. EFE