Los Ángeles, 2 dic (EFEUSA).- "The Hunger Games: Catching Fire" y "Frozen" batieron este fin de semana el récord de recaudación durante la festividad del Día de Acción de Gracias, según las cifras publicadas hoy por la web especializada Box Office Mojo.

La secuela de la saga de acción y romance protagonizada por Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson y Liam Hemsworth recaudó 74,5 millones de viernes a domingo, y 110,1 millones si se incluye lo ingresado el miércoles y el jueves.

De esa forma supera el récord de Acción de Gracias, anteriormente en posesión de "Harry Potter and the Sorcerer's Stone", con 82,4 millones durante cinco días en 2001.

La cinta, en su segunda semana en las salas de EE.UU., está cerca de alcanzar los 600 millones de dólares en la taquilla mundial.

Por su parte, "Frozen", la nueva aventura mágica de Disney, amasó 66,7 millones de viernes a domingo, y 93 millones contando con las cifras del miércoles y el jueves. De esa forma se convierte en el mejor estreno de la historia en el Día de Acción de Gracias, batiendo la marca de "Toy Story 2" en 1999.

Este filme de animación digital en 3D cuenta la historia de una risueña princesa que, sorprendida por las circunstancias que rodean a su peculiar hermana, lucha por acabar con el maleficio que asuela su reinado en forma de eterno invierno.

El tercer lugar es para "Thor: The Dark World", con 11,1 millones en tres días. En la cinta, una amenaza aparentemente imparable se cierne sobre el mundo de Asgard y sobre la Tierra, y Thor (Chris Hemsworth) tendrá que dar un paso adelante para evitar el caos.

La cinta también se acerca a la barrera de los 600 millones de dólares en todo el mundo.

La comedia "The Best Man Holiday" ocupa la cuarta plaza con 8,5 millones en tres días. La cinta ofrece un disparatado retrato acerca de una reunión de viejos amigos para las vacaciones de Navidad tras 15 años sin verse.

Por último, el quinto lugar es para la cinta de acción "Homefront", protagonizada por Jason Statham y James Franco, con 6,9 millones.

La película narra las dificultades de un exagente de la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA) por desvincularse de su violento pasado a pesar de retirarse junto a su hija a un tranquilo pueblo de Luisiana. EFE

mg/jms