El Chelsea del portugués José Mourinho remontó hoy en casa un tempranero gol del Southampton del argentino Mauricio Pochettino (3-1), una de las revelaciones esta temporada en la Premier, para sumar tres puntos y ponerse segundo en la tabla, cuatro por detrás del Arsenal.

Veinte segundos tardó el Southampton en hacer temblar los cimientos de Stamford Bridge con un gol de Jay Rodríguez, que aprovechó un fallo de la defensa "blue" para superar a Petr Cech cuando muchos aficionados todavía no habían tomado asiento.

El ghanés Michael Essien se hizo con el balón cuando los visitantes habían dado apenas tres pases tras sacar de medio campo y trató de retrasarlo hacia sus centrales. Rodríguez, más atento que los locales en esos primeros instantes de partido, se adelantó para hacerse con el cuero y dejarlo en la red.

Mourinho situó al español Fernando Torres en punta, resguardado por su compatriota Juan Mata y el brasileño Oscar, si bien el Chelsea encontraba dificultades para crear espacios entre la tupida estructura defensiva de los de Pochettino, que con la ventaja en el marcador no tenían necesidad de correr riesgos.

Ante la imposibilidad de penetrar por el centro, los laterales del Chelsea abrían el campo por las bandas y el Southampton comenzó a quedar encerrado en su campo.

El conjunto de Pochettino, que esta temporada sacó un empate de Old Trafford (1-1) y una victoria de Anfield (0-1), veía al alcance de la mano llevarse algún punto de Stamford Bridge y se mostraba más precavido de lo habitual en defensa.

El Chelsea estuvo cerca de firmar el empate un minuto antes del descanso con un cabezazo de Torres desde el área pequeña que el guardameta polaco del Southampton Artur Boruc logró desviar sacando una mano providencial.

Nada más arrancar el segundo tiempo, Mourinho puso en el campo a Demba Ba en lugar de Essien para tratar de añadir peso al ataque del Chelsea.

Los "blues" formaron un 4-4-2 en el segundo tiempo con Torres y el atacante francés de origen senegalés en la punta, flanqueados por Mata y el belga Eden Hazard descolgándose por los costados.

La insistencia de los locales halló su premio a los diez minutos de la segunda parte, cuando Gary Cahill cabeceó a la red desde el área pequeña un balón que había rebotado en un palo tras un remate inicial de Ba.

El empate descolocó a los de Pochettino, que en pocos minutos vieron como los "blues" sellaban la remontada con un tanto de Terry en su partido número 400 con el Chelsea.

El internacional inglés peinó con la cabeza un centro desde la izquierda que superó por alto al portero argentino Paulo Gazzaniga, que pocos minutos antes había sustituido por lesión al titular Boruc.

Con el partido sentenciado, a pocos segundos del minuto 90, Demba Ba estiró un pie en el interior del área para conectar un centro de Ramires y firmar el tercer gol de la tarde para el Chelsea.