Ocho personas han muerto tras estrellarse anoche un helicóptero policial sobre un pub en Glasgow, confirmó hoy la Policía escocesa.

El inspector jefe de la Policía de Escocia, Stephen House, precisó que tres de los muertos son los tripulantes del aparato, dos agentes y un piloto civil, mientras que las otro cinco víctimas estaban dentro del local.

Catorce personas de las 32 que fueron hospitalizadas sufren heridas graves como resultado del accidente, ocurrido a las 22.25 GMT del viernes, cuando en el pub The Clutha había unas 120 personas escuchando música en directo.

En rueda de prensa, House indicó que continúan las labores de rescate en el pub, cuya inestable estructura se está apuntalando a fin de poder acceder al interior y rescatar a posibles personas atrapadas.

El inspector jefe, que calificó la operación de "complicada" y "peligrosa", recordó que se ha puesto en marcha una investigación por parte de la Fiscalía y de la rama de accidentes aéreos de la Policía sobre las circunstancias del suceso, que ha conmocionado al país en el día de San Andrés, patrón de Escocia.

Debido a la tragedia, el Ayuntamiento de Glasgow ha cancelado los festejos previstos y la catedral de Saint Andrew ha acogido un servicio religioso en apoyo a las víctimas.

Todas las banderas ondean a media asta en Escocia y los jugadores de los Rangers y el Falkirk guardaron un minuto de silencio antes de empezar su partido de la Copa de Fútbol.

La viceministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, reiteró las "condolencias a los afectados" expresadas horas antes por el ministro principal escocés, Alex Salmond, quien calificó la jornada de "día negro para Escocia".

Por su parte, el jefe del Gobierno británico, David Cameron, trasladó su más profunda tristeza a las familias de las víctimas del accidente de helicóptero y agradeció la labor de las ambulancias y los bomberos y la ayuda de los ciudadanos.

La reina Isabel II de Inglaterra se sumó a las muestras de solidaridad y aseguró que sus "pensamientos y plegarias" están con los damnificados.

La banda de ska Esperanza, que daba un concierto en el local cuando ocurrió el suceso y cuyos miembros salieron ilesos, afirmó en su página de Facebook que el accidente fue "horriblemente real" y agradeció la ayuda de los escoceses y los servicios de emergencia.

En el Eurocopter EC135 T2 de la Policía de Escocia iban dos agentes y un piloto civil cuando se desplomó sobre el tejado del pub, de una planta, que estaba lleno al ser viernes por la noche y donde se cree que aún hay personas atrapadas.