Un capítulo más en la rivalidad deportiva entre los Ravens de Baltimore y los Steelers de Pittsburg acabó favorable a los primeros, actuales campeones del Super Bowl, que vencieron por 22-20 en el tercer partido de la jornada festiva del "Thanksgiving" de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Como siempre sucede en los partidos entre ambos equipos, el final estuvo cerrado y no se decidió hasta los dos últimos minutos, cuando también hubo polémica con dos "touchdowns" anulados, se dieron un par de lesiones y también se falló una conversión de dos puntos que pudo forzar la prórroga.

El pateador Justin Tucker convirtió cinco goles de campo, y los Ravesn frenó una conversión de 2 puntos con 1:03 por jugar para escapar con una victoria que los acerca un poco más a tener la opción de estar en la fase final.

Después que los Steelers anotasen en pase de 1 yarda del mariscal de campo Ben Roethlisberger al receptor Jerricho Cotchery para ponerse a 2 puntos, su pase en la conversión hizo que el balón le llegase también a las manos del recibidor abierto Emmanuel Sanders, que no pudo retenerlo tras el marcaje del esquinero Chykie Brown.

La victoria dio a los Ravens (6-6) su primera racha ganadora desde septiembre, y los colocó por delante de los Steelers (5-7) y de otros cuatro equipos en la carrera por el boleto final de comodín para los playoffs de la Conferencia Americana (AFC).

Además, los Ravens también se vengaron de una derrota de 19-16 que el pasado mes sufrieron ante sus rivales de división y fue el quinto partido consecutivo entre los dos equipos que se decidió por 3 puntos o menos.

Los Steelers anotaron en dos ocasiones en los minutos finales, pero en cada ocasión el "touchdown" fue anulado en la repetición que vieron los árbitros.

En la primera, se determinó que el ala cerrada Heath Miller quedó adentro de la yarda 1 y en la segunda, el corredor Le'Veon Bell perdió el casco en un violento golpe del esquinero Jimmy Smith, y el balón quedó muerto antes de cruzar la línea de gol.

El juego se demoró mientras Bell y Smith quedaron tendidos sobre el césped del M&T Bank Stadium, de Baltimore, pero dos acciones más tarde, Roethlisberger conectó con un descubierto Cotchery en cuarta oportunidad.

Tucker convirtió goles de campo con patadas de 43, 34, 38, 45 y 48 yardas, respectivamente, después que el mariscal de campo estelar de los Ravens, Joe Flacco, tiró un pase de touchdown en el primer periodo al receptor Torrey Smith.

Flacco completó 24 de 35 intentos del pase para 251 yardas, no le interceptaron ningún balón, lo derribaron dos veces, y dejó en 98,6 su índice pasador.

Mientras que Roethlisberger acertó en 28 de 44 envíos para 257 yardas con pases de anotación, tampoco le interceptaron ningún balón, tuvo una cobertura perfecta en la zona de protección sin ser derribado, y su índice pasador fue de 94,6.

La defensa de los Ravens no registraron captura ni forzó balón suelto, pero jugó lo suficientemente bien para controlar las acciones de Roethlisberger y a los Steelers durante la mayor parte del partido.

A pesar que los Steelers con marcador adverso de 19-7 montaron una serie de 60 yardas, ayudados por dos castigos, y obtuvieron un touchdown de 1 yarda de Bell para acercarse a 19-14 con 9:32 minutos por jugarse.

La anotación de los Steelers fue la única que permitieron los Ravens por tierra en lo que va de temporada.

Tucker respondió con gol de campo, pero Roethlisberger armó un avance de 79 yardas que preparó el escenario para encadenar el caótico final que no cambió la suerte de su equipo cuando más necesitaba la victoria.