Los Lakers juegan mientras aguardan el regreso de Kobe Bryant y tratan de mostrar un desempeño respetable pese a carecer de uno de los mayores astros en la historia de la NBA.

El martes, Los Ángeles vio cortada su racha de tres victorias consecutivas, al caer por 116-111 ante los Wizards de Washington. Bryant, quien el lunes firmó una extensión contractual por dos años, miraba el encuentro por la televisión desde los vestuarios.

La estrella de los Lakers prometió su lealtad al único equipo para el que ha jugado, en sus primeros comentarios públicos sobre el nuevo contrato. Antes del partido, dijo que retribuirá la disposición mostrada por los Lakers para pagarle unos 48,5 millones de dólares para las próximas dos temporadas.

Se mostró dispuesto a "penetrar muros" en aras del equipo.

Bryant no jugará en Brooklyn el miércoles ni en Detroit el viernes. Concluirá su periodo de rehabilitación tras una cirugía por una ruptura del tendón de Aquiles.

Sus compañeros estuvieron a punto de lograr otra victoria, contra un equipo que tiene a dos jugadores en un momento estupendo: John Wall, quien anotó 31 puntos, y el brasileño Nené, quien aportó 30, la mayor cifra en su carrera, al acertar 13 de 22 tiros de campo.

"Tenemos que aprender cómo ganar con este equipo. Sólo tenemos que mantenernos unidos", dijo el entrenador de los Lakers, Mike D'Antoni. "Los chicos están jugando con energía, están juntos y debimos haber ganado esta noche".

Los Lakers tienen un récord de 7-8 pero su foja es de 1-5 como visitantes.

Wall siguió encendido frente al aro, además de repartir nueve asistencias. Anotó más de 30 puntos por tercer encuentro consecutivo, una racha que no había logrado antes en su carrera. Sus 13 unidades en el cuarto periodo llegaron en los últimos 4:41 minutos para que Washington cortara a los Lakers una racha de tres victorias consecutivas.

El entrenador de Washington, Randy Wittman, dijo que no está sorprendido por el éxito de Wall en su cuarto año.

"No, porque él va a jugar mejor" el miércoles, dijo. Este día, Washington visita a Milwaukee.

En tiros de campo, Wall acertó 10 de 18, y convirtió 11 de 12 disparos desde la línea de castigo.

Nené rebasó por dos puntos su récord anterior, al atinar 13 de 22 disparos de campo. Jugó 37:14 minutos, en los que sumó también dos rebotes, cinco asistencias y un par de faltas.

"Uno es como el vino, mejora con los años", dijo el jugador de 31 años.

Martel Webster añadió 20 unidades a la causa de los Wizards, con cuatro triples.

Jordan Farmar encabezó a los Lakers con 22 puntos y el español Pau Gasol agregó 17.

También el martes, los Nets de Brooklyn salieron de una racha de cinco derrotas consecutivas, al imponerse 102-100 a los Raptors de Toronto. Pero la seguidilla que dejó atrás el Magic fue aún mayor.

Arron Afflalo anotó 26 puntos, Victor Oladipo y Andrew Nicholson aportaron 18 cada uno, y Orlando cortó una racha de 17 derrotas seguidas en cancha ajena, al doblegar 109-92 a los Hawks de Atlanta.

El dominicano Al Horford y Jeff Teague totalizaron 15 unidades por cabeza del lado de los Hawks, que sin embargo hilaron derrotas consecutivas por primera ocasión en lo que va de la temporada.

Orlando comenzó la noche hundido en una racha de cuatro tropiezos en fila. No ganaba de visita desde el 4 de marzo, cuando salió airoso en Nueva Orleáns.

En el otro partido de la jornada, los Warriors de Golden State superaron 102-101 a los Pelicans de Nueva Orleáns.