El último error en un partido repleto de éstos permitió que los Patriots coronaran una remontada asombrosa.

Stephen Gostkowski convirtió un gol de campo de 31 yardas en el tiempo extra, después de que Denver soltó un balón en un intento de devolución de despeje, para que Nueva Inglaterra superara el domingo 34-31 a los Broncos.

"Tuvimos en la primera mitad algunas jugadas que no salieron como queríamos, así que fue bueno remontar. Necesitábamos esto", dijo Tom Brady, quien ayudó a la tremenda reacción de los Pats en la segunda mitad.

Tony Carter, de Denver, alcanzó a rozar el despeje de Ryan Allen antes de que tocara el terreno, y Nate Ebner tomó el balón para Nueva Inglaterra, en la yarda 13 de los Broncos. Después de que Brady acarreó el balón dos veces para dejarlo en el centro, Gostkowski convirtió su 21er intento consecutivo de gol de campo.

Los Patriots perdieron el balón en sus primeras tres ofensivas, pero Brady lanzó para tres anotaciones, con lo que encabezó la gran remontada de los Patriots (8-3), que perdían por 24-0 en el intermedio y se fueron arriba por 31-24. Nueva Inglaterra anotó en sus cinco primeras ofensivas de la segunda mitad.

"No puedes mover el balón cuando lo estás perdiendo", dijo el entrenador de los Pats, Bill Belichick. "Hay que conservarlo".

Luego, Peyton Manning lanzó un pase de 11 yardas para una anotación de Demaryius Thomas. Así, los Broncos (9-2) empataron el marcador a 31 puntos.

Sólo el error posterior pudo dirimir la paridad entre ambos equipos en la prórroga.

También el domingo, Tony Romo y los irregulares Cowboys ganaron un partido crucial y prácticamente sepultaron las esperanzas de los Giants, de avanzar a la postemporada.

Romo lanzó dos pases para anotación y condujo una serie ofensiva que preparó un gol de campo de 35 yardas de Dan Bailey, en la última jugada, para guiar a Dallas a un triunfo por 24-21 sobre Nueva York.

Dallas cortó la racha de cuatro victorias consecutivas de los Giants.

La victoria colocó a los Cowboys (6-5) empatados en el liderato de la División Este de la Conferencia Nacional con Filadelfia, y dejó a los Giants (4-7) preguntándose a qué renunciaron con sus dos derrotas ante Dallas. Los resultados ante los rivales de división son un criterio de desempate en las posiciones.

Romo concretó dos pases cruciales en tercera oportunidad en una serie ofensiva de 14 jugadas que consumió los últimos 4:45 minutos después de que Nueva York empató el marcador con un pase de cuatro yardas para anotación de Eli Manning a Louis Murphy Jr. y una conversión de dos puntos en carrera de Andre Brown.

"Creo que esa fue una gran ofensiva", dijo Jason Garrett, el entrenador de los Cowboys. "Esto es lo que distingue a un gran quarterback, a un ataque y a un equipo".

Romo completó pases de anotación e 20 y 2 yardas con Jason Witten, y Dallas logró un touchdown de la defensiva cuando Jeff Heath regresó 50 yardas un balón suelto.

Los Steelers también consiguieron un triunfo clave y dieron la puntilla a un rival de la misma división. Ben Roethlisberger lanzó dos pases de anotación para vencer otra vez a Cleveland, y Pittsburgh se colocó en la contienda por un boleto a los playoffs merced a su victoria por 27-11 sobre los Browns.

Los Steelers (5-6) continuaron en franca recuperación, tras comenzar la campaña con una foja de 0-4. El "Big Ben" finalizó con 22 completos en 34 envíos para 217 yardas, y mejoró a una foja de 16-1 frente a los Browns (4-7), que han perdido cinco de seis y han visto cómo un año promisorio se transforma en otra campaña para el olvido.

En la jornada, se registró el primer empate de la campaña. Los Packers de Green Bay se recuperaron de una desventaja de 16 puntos e igualaron 26-26 con los Vikings de Minnesota

Los Buccaneers de Tampa Bay, que hace unos días no parecían capaces de ganarle a nadie, ahora han hilvanado una seguidilla de tres triunfos. Se impusieron en la jornada 24-21 a los Lions de Detroit.

Los Jaguars de Jacksonville (2-9) se metieron también en una buena racha luego de perder los nueve primeros encuentros de la campaña. Vencieron 13-6 a los Texans de Houston, que ahora atraviesan la peor seguidilla en su historia, con nueve derrotas en fila.

En tanto, los Jets vieron roto un patrón. Habían alternado victorias y derrotas en esta campaña, pero cayeron 19-3 ante los Ravens de Baltimore, para sufrir su segundo revés en fila.

Una situación contrastante es la de los Chiefs. Kansas City comenzó la temporada con nueve triunfos en fila, pero su derrota por 41-38 contra los Chargers de San Diego ha dejado al equipo metido en una racha de dos tropiezos consecutivos.

En otros partidos, los Cardinals de Arizona apabullaron sorpresivamente 40-11 a los Colts de Indianápolis para enhebrar su cuarta victoria consecutiva; los Titans de Tennessee superaron 23-19 a los Raiders de Oakland, y los Panthers de Carolins superaron 20-16 a los Dolphins de Miami.