Los mandatarios de las naciones caribeñas sostendrán una reunión especial de emergencia para discutir un fallo judicial de la República Dominicana que podría despojar de los derechos de ciudadanía a inmigrantes y sus descendientes.

La Comunidad del Caribe (Caricom) emitirá una respuesta al fallo dominicano después que los jefes de gobierno se reúnan el martes en Trinidad.

El primer ministro de San Vicente y las Granadinas Ralph Gonsalves ha sido un abierto crítico del fallo y asistirá a la sesión especial. También se prevé la participación del presidente de Haití Michel Martelly.

La República Dominicana ha solicitado su inclusión en la Caricom, integrada por 15 naciones.

Grupos de derechos humanos dicen que el fallo de la República Dominicana podría despojar de su ciudadanía a cientos de miles de personas, la mayoría de ellos de ascendencia haitiana que llegaron al país como trabajadores migrantes.