El escolta reserva belga Xavier Henry se convirtió, con 23 puntos, en el máximo encestador de Los Ángeles Lakers en la victoria sobre los Kings de Sacramento por 100-86.

El triunfo fue el tercero consecutivo que consiguen los Lakers (7-7), que vuelven a tener marca positiva a pesar de las bajas del escolta estrella Kobe Bryant y el base canadiense Steve Nash.

Junto a Henry, el ala-pívot español Pau Gasol volvió a ser el líder que abrió el camino del triunfo al aportar 20 puntos y 10 rebotes.

Gasol sólo necesitó jugar 35 minutos y durante el tiempo que estuvo en la pista del Staples Center impuso su presencia bajo los aros y en la pintura al encestar 8 de 16 tiros de campo y 4 de 6 desde la línea de personal.

El jugador de Sant Boi estableció una vez más su condición de líder del equipo y su juego defensivo fue también clave al capturar ocho de los 10 rebotes bajo el aros de los Lakers.

Gasol no necesitó apoyar al equipo en la distribución del juego y dio sólo una asistencia, puso un tapón y cometió tres faltas personales.

El pívot Jordan Hill lo apoyó en las acciones bajo los aros y también logró un doble-doble de 10 puntos y 13 rebotes, que lo dejaron como el mejor del equipo en esa faceta del juego, que dominaron los Lakers con 44 por 42 de los Kings.

Mientras que el escolta Jodie Meeks llegó a los 14 puntos y el base Steve Blake se encargó de dirigir y organizar el juego de los Lakers al dar 12 asistencias y encestar nueve tantos.

Los Lakers, que ganaron por primera vez esta temporada tres partidos consecutivos, dejaron bien al entrenador Mike D'Antoni, que antes del encuentro había declarado que el equipo era mejor que el de la pasada temporada y poco a poco lo estaban demostrando.

Además, los Lakers cumplieron con el dominio que siempre han tenido cuando se han enfrentado a los Kings en su campo del Staples Center, donde los han ganado nueve de los 10 últimos partidos y promedios de 110,8 puntos.

Los Lakers ahora comienzan una racha de cuatro partidos consecutivos contra equipos que tienen marca perdedora (Washington, Brooklyn y Detroit) y tratarán de aprovecharla en busca de nuevos triunfos que les pongan en la mejor colocación posible antes que regrese Bryant, que ya se entrena con sus compañeros.

Mientras que los Kings, después de que el sábado rondaran la victoria en el mismo escenario del Staples Center, donde perdieron 103-102 ante Los Ángeles Clippers tras remontar una desventaja de 20 puntos, frente a los Lakers nunca tuvieron opción al triunfo porque el ritmo lo impusieron siempre sus rivales.

Los Lakers se fueron al descanso con la ventaja parcial de siete puntos (55-48), que incrementaron a 12 al concluir el tercero (73-61), y en el cuarto fue todo un paseo para el equipo angelino.

El base venezolano Greivis Vásquez quiso poner orden en el juego de los Kings y aunque concluyó el partido también como el líder encestador al aportar 20 puntos al final no pudo evitar la segunda derrota consecutiva de su equipo.

Vásquez jugó 33 minutos en los que anotó 9 de 18 tiros de campo, incluidos 2 de 6 triples, repartió siete asistencias, y capturó tres rebotes.

El pívot DeMarcus Cousins perdió el duelo con los hombres altos de los Lakers y sus 17 tantos, ocho rebotes y siete asistencias, no fueron suficiente para que Kings (4-9) se llevaran el triunfo.

El escolta novato Ben McLemore anotó 15 puntos, incluidos tres triples en seis intentos, y completó la lista de los tres jugadores de los Kings que tuvieron números de dos dígitos.

Ficha técnica:

100 - Los Ángeles Lakers (29+26+18+27): Blake (9), Meeks (14), Hill (10), Johnson (7), Gasol (20) -cinco inicial-, Williams (3), Henry (21), Young (7) y Farmar (9).

86 - Sacramento Kings (24+24+13+25): Vásquez (20), McLemore (15), Cousins (17), Mbah a Moute (4), Thompson (4) -cinco inicial-, Patterson (1), Salmons (5), Outlaw (6), Ndiaye (-), Fredette (5) y Thomas (9).

Árbitros: Jason Phillips, Derrick Collins y Josh Tiven. Señalaron faltas técnicas a Cousins, de los Kings, y a Williams, de los Lakers. No hubo eliminados por personales.

Incidencias: Partido de la jornada de baloncesto profesional de la NBA que se disputó en el Staples Center, de Los Ángeles, ante 18.997 espectadores.