Robbie Findley anotó en el primer tiempo para que Real Salt Lake tomara una ventaja irremontable y avanzara a la final de la MLS, tras superar el domingo 1-0 a los Timbers de Portland y conseguir el título en la Conferencia del Oeste.

El RSL se impuso 5-2 en el marcador global, gracias a la goleada de 4-2 que propinó hace un par de semanas en el Estadio Río Tinto, en el cotejo de ida. El conjunto de Utah, que se coronó en la MLS en 2009, enfrentará al Sporting de Kansas City en la final, el 7 de diciembre.

La victoria del domingo amplió a 10 encuentros seguidos la racha invicta del RSL. Los Timbers siguen sin derrotar al equipo de Utah desde que se midieron por primera vez, en la campaña de 2011, cuando Portland llegó a la MLS.