Los Angeles Lakers sumaron dos victorias consecutivas por primera vez esta temporada y Pau Gasol firmó su mejor actuación en lo que va de campaña frente a los Golden State Warriors (102-95), que acusaron la baja de Stephen Curry y la lesión en el tercer cuarto de Andre Iguodala.

Gasol registró 24 puntos (11/19 en tiros), 10 rebotes y 3 asistencias en 39 minutos. Además, Nick Young aportó 21 tantos y Jordan Farmar 14 puntos y 8 asistencias.

El español donará 24.000 dólares a través de UNICEF a los damnificados por el tifón Haiyan en Filipinas, tras prometer que ofrecería 1.000 dólares por cada punto que anotase esta noche.

Por los Warriors, sin Curry -aún recuperándose de la conmoción cerebral que sufrió frente a Utah- y con Iguodala lesionado con una distensión de isquiotibiales, destacaron David Lee con 21 puntos y 13 rebotes y Harrison Barnes con 20 tantos.

Es la undécima victoria seguida de los Lakers sobre los Warriors en el Staples Center. Los angelinos venían de cuatro días sin partidos.

Los de la bahía de San Francisco, con Iguodala de base, comenzaron entonados gracias a la magnífica labor de Lee bajo aro, si bien los locales se mantuvieron cerca con un determinante Gasol, jugando más cerca del aro que nunca esta temporada y sin descanso en todo el primer cuarto.

Un triple de Farmar sobre la bocina dejó por delante a los angelinos (22-21), que se nutrían de la magnífica dirección de juego de Steve Blake, los vertiginosos contraataques culminados por Young y la versatilidad de Wesley Matthews.

El equipo de Mark Jackson, maniatado por la agresiva defensa de su rival, había bajado el pistón y su inspiración cayó en picado (6/22 en tiros), al menos hasta que Klay Thompson y Harrison Barnes recogieron el guante.

Pero esa reacción no frenó la descomunal actuación de Gasol, con un clínic en la pintura frente a Andrew Bogut y elevados porcentajes (8/12) incluso con sus ya clásicos tiros de cinco metros.

Blake anotó un triple tras asistencia de Gasol y los Lakers se fueron al descanso con nueve de ventaja (55-46), lo cual puso sobre alerta a los Warriors, que salieron en la segunda parte mucho más concentrados e hicieron desaparecer esa brecha con un parcial de 2-10 (61-60).

Eso obligó al banquillo californiano a dar un paso al frente, y tanto Farmar como Young respondieron con creces para dar la máxima ventaja a los de púrpura y oro (75-63), en unos instantes que coincidieron con la lesión de Iguodala.

Young, que en sus declaraciones ha dejado clara su intención de luchar por el trofeo al mejor sexto hombre de la Liga, volvió a hacer méritos para ello y entre sus triples y los de Shawne Williams se mantuvo la distancia construida por los de Mike D'Antoni.

En la recta final volvió a aparecer el catalán, que continuó su exhibición particular con movimientos de claqué en la pintura y sutiles asistencias a Jordan Hill, vitales para dejar en nada el esfuerzo final de unos Warriors perdidos sin dirección de juego.

Ficha técnica:

102 - Los Ángeles Lakers (22+33+20+27): Blake (14), Meeks (8) Johnson (2), Hill (10), Gasol (24) -cinco inicial- Young (21), Farmar (14), Henry (3) y Williams (6).

95 - Golden State Warriors (21+25+17+32): Iguodala (6), Thompson (19), Barnes (20), Lee (21), Bogut (12) -cinco inicial- Green (12), Speights (3), Dedmon (-), Nedovic (5) y Bazemore (2).

Árbitros: Davis, Bavetta y Kirkland. Sin eliminados.

Incidencias: Partido de temporada regular disputado en el Staples Center, de Los Ángeles, ante 18.997 espectadores. Lleno. Antonio Martín Guirado