El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, comenzaron hoy un ronda de consultas en las que abordarán el programa nuclear iraní, entre otros asuntos internacionales, e intentarán impulsar la cooperación bilateral.

"Incluso sin nuestra participación personal las relaciones entre Rusia y Turquía se desarrollan exitosamente", dijo el jefe del Kremlin al recibir a Erdogan en el Palacio de Constantino, en la afueras de San Petersburgo, según las agencias locales.

Erdogan, tras destacar la importancia de la cuarta reunión del Consejo de Cooperación Rusia-Turquía, que se celebra hoy, expresó su convencimiento de que ambos países pueden dar pasos conjuntos en algunos ámbitos.

Tras el intercambio de saludos, ambos mandatarios continuaron la reunión a puerta cerrada.

"En ese encuentro se abordarán principalmente asuntos internacionales. En particular, la situación en Oriente Medio, Siria y el programa nuclear iraní", adelantó la víspera Yuri Ushakov, asesor del presidente ruso.

Los temas de cooperación económica se tratarán en la reunión ampliada de las delegaciones.

"Actualmente están en proceso de elaboración cinco acuerdos y memorandos bilaterales, que podrían ser firmados al término del Consejo de Cooperación", dijo Ushakov.

Entre esos documentos, agregó, destaca un memorando de entendimiento para facilitar el paso de mercancías por los controles aduaneros de ambos países.

Después de Alemania, Rusia es el segundo socio comercial de Turquía, con un intercambio comercial anual de más de 34.000 millones de dólares.