Las fuerzas de seguridad turcas han disparado contra un hombre que supuestamente portaba explosivos y pretendía entrar en Ankara en las oficinas del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan.

Según la agencia semipública Anadolu, el hombre ha sido hospitalizado después de haber sido herido en un pie por los disparos de los agentes.

Por el momento existe confusión sobre lo sucedido en los medios turcos, y algunos de ellos aseguran que el atacante era incluso un terrorista suicida.