Ghana se clasificó a la Copa del Mundo al liquidar a Egipto con un marcador global de 7-3 en su serie por la eliminatoria africana.

Egipto ganó el martes 2-1 el partido de vuelta en El Cairo, pero Ghana consiguió su boleto gracias al triunfo 6-1 que logró en el duelo de ida el mes pasado como anfitrión.

Ghana, que llegó hasta los cuartos de final del Mundial de 2010, aseguró el cuarto de los cinco boletos de África a Brasil. Nigeria, Costa de Marfil y Camerún ya se clasificaron, mientras que Burkina Faso y Argelia definían más tarde el último puesto.

El juego del martes seguramente será el último del estadounidense Bob Bradley como técnico, ya que prometió que renunciaría si el equipo no clasificaba al Mundial.

Amr Zaki anotó el primer tanto egipcio a los 25 minutos y su equipo controló el balón mientras Ghana se conformó con cuidar su gran ventaja.

Cuando comenzaban a aparecer las primeras señales de frustración en el público, que lanzó dos bengalas al campo, Gedo incursionó desde la derecha para vencer al arquero Fatawu Dauda y marcar el segundo gol de Egipto, a los 84.

Kevin Prince-Boateng anotó el gol de Ghana a los 89 al empujar un pase rasante del capitán Asamoah Gyan. El gol de Prince-Boateng, quien reapareció con su selección luego de una pausa de dos años, obligaba a Egipto a anotar cuatro tantos en cinco minutos para alcanzar el empate en el marcador global y forzar el tiempo extra.

Cuando sonó el silbatazo final, Bradley se encaminó hacia los vestuarios mientras los jugadores de Ghana saltaron a la cancha vistiendo playeras blancas adornadas con la frase "Ghana en camino a Brasil".

El juego se llevó a cabo en un estadio militar y fue el primero que se disputa en la capital desde 2011, también fue uno de los primeros en celebrarse con esa cantidad de público, unos 30.000 asistentes, desde la tragedia de Port Said del año pasado, donde más de 70 personas murieron en un enfrentamiento durante un partido de fútbol.