A continuación un vistazo sobre los cuatro principales candidatos en las elecciones presidenciales del domingo en Chile, por orden alfabético:

- Michelle Bachelet, de 62 años, busca un segundo mandato presidencial. Representa a la oposición de centroizquierda y al Partido Comunista, agrupada en la "Nueva Mayoría".

Estuvo dos semanas presa en una cárcel de la dictadura militar (1973-1990), y vivió su exilio de cuatro años en la Alemania comunista, y a su regreso a Chile, en febrero de 1979, se incorporó al trabajo clandestino contra el régimen castrense hasta que se convirtió en funcionaria de gobierno, en los noventa. Fue presidenta de 2006 a 2010.

Su programa de gobierno incluye una reforma constitucional, un aumento gradual de cinco puntos en los impuestos a las empresas para financiar una educación pública gratuita y de calidad en seis años, el aborto terapéutico bajo ciertas condiciones, e impulsar un "debate" sobre el matrimonio homosexual.

- Marco Enríquez-Ominami, de 40 años, fue conocido como un diputado díscolo bajo el mandato de la presidenta socialista Michelle Bachelet (2006-2010) por contrariar las instrucciones oficiales. Renunció al Partido Socialista, formó su propia colectividad y participó en las elecciones presidenciales de 2009, y aunque quedó en tercer lugar obtuvo un 20% de los sufragios.

Hijo de un guerrillero muerto en un enfrentamiento en los inicios de la dictadura militar (1973-1990), su madre lo llevó al exilio en Francia, donde siguió algunos cursos de cine, y de regreso en Chile produjo una comedia y algunos cortometrajes.

Su programa destaca una salud digna para todos y no sólo para el 20% de la población que puede pagar la salud privada; educación pública, gratuita y de calidad; un sistema previsional público y regulado, y mejoras en las viviendas, en calidad y cantidad. Programas que serán financiados con los resultados de una reforma tributaria y la reducción del gasto militar.

- Evelyn Matthei, una economista de 60 años, se convirtió en la candidata presidencial oficialista sin buscarlo, porque fue la tercera alternativa a la que acudió su partido, la conservadora Unión Demócrata Independiente, después que el primer postulante renunció salpicado por un escándalo financiero y al segundo le dio una severa depresión.

No muchos políticos habrían asumido la candidatura electoral a sólo tres meses de las elecciones del 17 de noviembre.

Se declara una heredera del presidente Sebastián Piñera, y su programa político, que costaría unos 16.000 millones de dólares llevarlo a la práctica, incluye crear más empleos, aumento de pensiones, mejorar el sistema de salud, combatir la delincuencia, defender los derechos del consumidor y vigilar los fallos de los jueces, a los que culpa de dejar libres a los delincuentes. Descarta cualquier aumento de impuestos y rechaza el matrimonio homosexual.

- Franco Parisi es un ingeniero comercial, economista y académico, de 46 años, que se hizo conocido junto a su hermano Antonino porque crearon programas radiales y televisivos en los que le enseñaban economía al público, pero en un lenguaje muy sencillo, y apoyados por un pizarrón.

Afirma que si llega al poder subirá de un 20 a un 26% el impuesto a las grandes empresas; bajará de 19 a 10% el gravamen a los alimentos básicos; fortalecerá la educación pública, impulsará una nueva constitución y disminuirá los precios a la energía, para "poner más plata en el bolsillo de las personas".

Se declara creyente en "Dios sin marca registrada", está a favor del aborto terapéutico y del matrimonio homosexual.