La selección brasileña, en una noche inspirada, atropelló hoy a su similar de Honduras y con una goleada por 0-5 se impuso en un partido amistoso disputado en Miami (Estados Unidos), que sirvió de preparación para ambos equipos de cara al Mundial de Brasil 2014.

A pesar del control del balón en los primeros minutos por parte del seleccionado centroamericano, la primera jugada de peligro llegó al minuto cinco a favor de Brasil en un tiro libre cobrado por Neymar después de una falta cometida por la defensa hondureña en el borde del área sobre Oscar.

Rápidamente Honduras se repuso y cuatro minutos más tarde Wilson Palacios, jugador de amplia trayectoria en el fútbol británico, inquietó al portero Víctor.

El primer gol salió en el minuto 21, cuando el centrocampista Paulinho robó el balón y en una proyección por el costado derecho habilitó a Bernard, quien, sin marcación, entró por el centro y sin problemas venció al portero Noel Valladares para celebrar su primer tanto con la camiseta "canarinha".

Animado por iniciar la jugada del primer gol con una de sus proyecciones al ataque, Paulinho, uno de los mejores jugadores del partido, intentó también aumentar el marcador con remates de larga distancia.

Antes de finalizar los primeros 45 minutos, en una jugada de Oscar, Neymar exigió a Valladares, quien en una bonita defensa ahogó el grito de gol del atacante del Barcelona.

Después del equilibrio en la primera parte, a pesar de la ventaja en el marcador de Brasil, el segundo tiempo fue otra película, con un Brasil arrollador.

En el comienzo del segundo tiempo, en el cobro de una falta desde el costado izquierdo por Neymar, cometida contra Robinho, el zaguero Dante cabeceó y el balón, después de golpear al defensa Maynor Figueroa, descontroló a Valladares y Brasil anotó así su segundo tanto.

El tercero del os suramericanos fue marcado al minuto 65 en una jugada iniciada por Maicon, Robinho cabecea, Paulinho remata y el balón sobra de nuevo para el experimentado lateral, quien sin problemas puso el 0-3.

Con un Honduras deslucido y las variantes sin efecto para el técnico colombiano Luis Fernando Suárez, Brasil aprovechó la inspiración de Robinho y Willian, dos de las últimas apuestas del seleccionador Luiz Felipe Scolari.

En el minuto 69, en una jugada iniciada por el recién ingresado Hulk, Willian convirtió el cuarto de la noche y rubricó con un gol su debut con la selección.

Un minuto después Robinho estrelló un remate en el travesaño.

A los 73 minutos, en una jugada colectiva, con triple "taconazo" de Ramires, Robinho y Hulk, este último se dio una media vuelta en el área y sentenció el 0-5 a favor de los brasileños, un incontestable marcador que dejó a Honduras sin argumentos en el segundo tiempo.

Luiz Gustavo y Hulk estuvieron a punto de anotar el sexto gol brasileño, pero Valladares evitó una nueva caída de su pórtico.

Brasil continuará su periplo por territorio norteamericano y enfrentará el próximo martes en Toronto a Chile, otra de las selecciones clasificadas para el Mundial de 2014.

- Ficha técnica:

0 - Honduras: Noel Valladares; Emilio Izaguirre (m.73, Juan Carlos García), Víctor Bernárdez (m.64, Juan Pablo Montes), Maynor Figueroa, Arnold Peralta; Roger Espinoza (m.63, Marvin Chávez), Wilson Palacios (m.70, Édder Delgado), Jorge Claros, Boniek García (m.64, Andy Najar); Jerry Bengtson (m.69, Jerry Palacios) y Carlo Costly. Seleccionador: Luis Fernando Suárez (COL).

5 - Brasil: Víctor; Daniel Alves, David Luiz (m.72, Marquinhos), Dante, Maxwell (m.70, Lucas Leyva); Luiz Gustavo, Paulinho, Oscar (m.63, Ramires), Bernard (m.46, Willian); Neymar (m.66, Hulk) y Jo (m.46, Robinho). Seleccionador: Luiz Felipe Scolari.

Goles: 0-1, min. 21: Bernard; 0-2, min. 54: Dante; 0-3, min. 65: Maicon; 0-4, min. 69: Willian; 0-5, min. 73: Hulk.

Árbitro: El canadiense David Gantar, asistido en las líneas por su compatriota Phillipe Brier y por el estadounidense Kermit Quisenberry, amonestó a Wilson Palacios (m.12), Bernardez (m.49) y Boniek García (m.50), por Hunduras, y Maicon (m.15), por Brasil.

Incidencias: Partido amistoso disputado en el estadio Sun Life, de la ciudad estadounidense de Miami, ante unos 71.124 espectadores, un récord de asistencia para el fútbol en el estado de Florida.