Los Chiefs de Kansas City son el peor equipo invicto de la NFL. Peyton Manning es el quarterback más vulnerable entre los que han lanzado para más de 300 yardas. No es muy común que haya tantas dudas sobre equipos y jugadores que han tenido tan buen desempeño.

Algunas preguntas serán respondidas el domingo cuando los Chiefs (9-0) choquen con sus rivales de división, los Broncos (8-1), en un duelo que enfrenta por primera vez a los equipos con mejor marca a esta altura de la temporada desde la fusión de la liga en 1970.

Pero no todo se resolverá ahí porque en dos semanas volverán a verse las caras.

"La NFL tiene un sistema para definir quién es el mejor", dijo el quarterback de los Chiefs Alex Smith, quien a menudo enfrenta preguntas sobre el fácil calendario de su equipo. "Para mi carece de sentido la especulación acerca de quién es el mejor. ¿A quién le importa? Quiero que en febrero (cuando se define al campeón) seamos el mejor equipo".

Los comentarios por la gran temporada de Manning, que ha lanzado pases para 3.249 yardas y 33 touchdowns, han sido rermplazados por la preocupación ya que sus tobillos están lastimados. He tenido molestias por cerca de un mes y ahora están peor ya que un liniero defensivo de los Chargers lo golpeó directamente ahí en el juego de la semana pasada.

Los Broncos necesitan protegerlo de la defensiva que más taclea a los quarterbacks detrás de la línea. Los linebackers Justin Houston (11) y Tamba Hali (9) tienen 20 de las 36 atrapadas al mariscal de campo que ha logrado Kansas City. Los Chiefs también encabezan la liga al provocar 23 pérdidas de balón.

En un duelo entre la mejor ofensiva contra la mejor defensiva, ¿quién gana habitualmente?

"En la NFL definitivamente es más difícil que una buena defensiva se imponga, pero tienes que jugar para saber quién gana", dijo el cornerback de los Broncos, Champ Bailey.

Seattle es el mejor equipo de la NFC, mientras los Saints de Nueva Orleáns y los 49ers de San Francisco hacen todo lo posible para retrasar su enfrentamiento en la postemporada. Así que harán lo que sea para pisarle los talones a los Seahawks en caso de que éstos tropiecen.

Los Saints están en mucha mejor condición que los 49ers, ya que San Francisco tiene que viajar a Nueva Orleáns, uno de los feudos más complicados en la NFL.

"Definitivamente, ellos son una máquina a la ofensiva y funcionan muy bien", dijo el entrenador de los 49ers, Jim Harbaugh. "A la defensiva hacen un gran trabajo deteniendo las jugadas, provocando pérdidas de balón y haciendo que la ofensiva pierda yardas".

Después de apalear a Dallas, los Saints saben que será más difícil enfrentar a los actuales campeones de la Conferencia Nacional, quienes cuentan con una de las defensivas más versátiles y agresivas.

"Nunca habían sido tan buenos", dijo el quarterback de los Saints, Drew Brees. "Siempre hay gran expectación cuando te enfrentas a estos tipos. Son extremadamente disciplinados".

El safety de los Saints Malcolm Jenkins no se engancha con las críticas al mariscal de campo de San Francisco, Colin Kaepernick, por los pases arriesgados que hace y las veces que lo han detenido atrás de la línea.

"El año pasado este tipo llevó a su equipo al Súper Bowl, ahora todos esperan que sea el mismo jugador fenomenal y que haga lo mismo cada semana", dijo Jenkins. "Sé que en cualquier momento él puede encenderse".

En su segunda temporada, Kaepernick tuvo uno de los peores juegos de su joven carrera, en el que apenas lanzó para 91 yardas, sufrió una intercepción y fue detenido atrás seis veces en la derrota como local ante carolina por 10-9.

El domingo Minnesota visitará Seattle, Baltimore a Chicago, Cleveland a Cincinnati, Detroit a Pittsburgh, Washington va a Filadelfia, Oakland juega contra Houston, los New York Jets visitan Buffalo, Green Bay va contra los Giants de Nueva York, Arizona a Jacksonville, San Diego a Miami y Atlanta será visitante en Tampa Bay.

El lunes por la noche Nueva Inglaterra visita a las Panthers en Carolina.

El jueves, Indianápolis volvió a salir del hoyo que había cavado. Donald Brown hizo dos touchdowns por tierra, Andrew Luck anotó otro y los Colts volvieron a venir de atrás para vencer 30-27 a los Titans de Tennessee, después de estar en desventaja de 14-en el primer cuarto.