Los escoltas James Harden y Andre Iguodala anotaron los puntos decisivos en los triunfos que consiguieron sus respectivos equipos de los Rockets de Houston y los Warriors de Golden State en la última jornada de la NBA.

Mientras, el alero Carmelo Anthony logró la anotación más alta que se ha dado en la liga en lo que va de competición al conseguir 45 puntos, aunque no tuvieron la recompensa del triunfo.

Harden mantuvo un duelo encestador espectacular con Anthony y anotó los puntos decisivos que permitieron a los Rockets vencer a domicilio por 106-109 a los Knicks de Nueva York.

A falta de dos segundos Harden anotó dos tiros de personal que aseguraron el marcador a favor de los Rockets después que el escolta J.R. Smith fallase un intento de triple desde el mitad de la cancha del Madison Square Garden, donde los Knicks perdieron el cuarto partido consecutivo de los cinco que llevan disputados en lo que va de liga.

El escolta estrella de los Rockets, que la pasada noche no pudo jugar ante los Sixers de Filadelfia al sufrir una contusión en el pie izquierdo, surgió con la mejor aportaron encestadora en lo que va de la temporada al aportar 36 puntos (9-17, 2-6, 16-18), capturó nueve rebotes, repartido dos asistencias y perdió cinco balones.

La aportación de Harden, que rompió a la defensa con sus penetraciones que obligaron a hacerle faltas personales, tuvo el apoyo del alero Chandler Parsons, que consiguió 22 puntos (7-11, 2-5, 6-6).

El ala-pívot Dwight Howard no brilló en el juego ofensivo, anotó siete tantos (1-5, 0-0, 5-8), pero fue el líder bajo los aros al capturar 15 rebotes, incluidos nueve que fueron defensivos, puso cuatro tapones, y perdió cinco balones, de los 14 que tuvieron como equipo los Rockets.

Howard nunca pudo en el duelo individual con el pívot italiano Andrea Bargnani, que consiguió 24 puntos, pero anotó dos tiros de personal a falta de 1:15 minuto del tiempo reglamentario y dio a los Rockets la ventaja parcial de 102-107, que sería decisiva.

El base taiwanés Jeremy Lin, que salió como reserva, volvió al Madison Square en plan ganador y sexto jugador al conseguir 21 puntos (7-16, 1-6, 6-6), capturó cinco rebotes, repartió tres asistencias y recuperó un balón.

Los Rockets (6-4), que ganaron por octava vez consecutiva a los Knicks (3-5), como equipo lograron un 46 (31-68) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 32 (9-28) de triples, comparados al 44 (38-87) y 40 (8-20), respectivamente, de Nueva York, que capturaron 36 rebotes por 43 de Houston.

Anthony, que anotó 45 puntos (17-30, 2-4, 9-11), su mejor marca individual en lo que va de temporada y también de la liga, aportó un doble-doble al capturar 10 rebotes y repartió cuatro asistencias.

Iguodala surgió como el gran héroe que anotó a falta de un segundo la canasta que permitió a los Warriors ganar 116-115 a los Thunder de Oklahoma City, que perdieron el segundo partido consecutivo en noches seguidas.

El escolta Russell Westbrook con 2.3 segundos del tiempo reglamentario encestó un triple que dio la ventaja parcial a los Thunder (114-115) y completó una remontada de 14 puntos de desventaja con la que estuvieron en el cuarto periodo.

Pero el entrenador de los Warriors, Mark Jackson, pidió tiempo muerto, reagrupó al equipo y montó la estrategia de que el escolta Klay Thompson le pasase el balón a Iguodala y ante el pobre marcaje que le hizo el suizo Thabo Sefolosha, penetró por el lateral derecho se elevó y anotó la canasta milagrosa y ganadora.

Iguodala, que aportó 14 puntos y nueve asistencias, se fue al centro a celebrar el triunfo junto al resto de sus compañeros y el delirio de los 19.596 espectadores que llenaron el ORACLE Arena, de Oakland.

Antes el propio Thompson había sido el líder encestador de los Warriors al conseguir 27 puntos, incluidos seis triples, y encabezó una lista de seis jugadores que tuvieron números de dos dígitos.

El base Stephen Curry también brilló en el juego ofensivo de los Warriors, que anotaron 14 de 23 triples, al aportar 22 puntos y nueve asistencias.

Mientras que el ala-pívot David Lee, que perdió el duelo bajo los aros ante el congoleño, nacionalizado español Serge Ibaka, consiguió 20 tantos, cuatro rebotes y tres asistencias.

Westbrook aportó 31 puntos, nueve rebotes, cinco asistencias, tres recuperaciones de balón y perdió cinco que lo dejaron como el líder encestador de los Thunder.

Mientras que Ibaka, una noche después de haber sido expulsado del partido que los Thunder disputaron ante Los Ángeles Clippers, en el Staples Center, se convirtió en el jugador más completo del equipo al conseguir un doble-doble de 27 puntos y 13 rebotes.

Ibaka dominó las acciones bajo los aros en los 42 minutos que jugó en los que anotó 9 de 14 tiros de campo, y estuvo perfecto desde la línea de personal (9-9), ocho de los 13 rebotes fueron defensivos, y puso tres tapones.

El alero estrella de los Thuncer, Kevin Durant, no vivió su mejor noche y aunque aportó 20 puntos, falló ocho de 13 tiros de campo, incluidos cuatro de seis triples, y acertó 8 de 9 desde la línea de personal.

Durant repartió ocho asistencias --líder del equipo en esa faceta del juego--, capturó siete rebotes y perdió cinco balones al igual que Westbrook, y no aportó los puntos decisivos.