Los Heat de Miami, actuales bícampeones de liga, siguen sin mostrar su mejor nivel de juego como equipo, pero volvieron a tener al alero estrella LeBron James como el líder que aportó 39 puntos y los guió al triunfo por 110-104 ante los Mavericks de Dallas.

James anotó 14 de 18 tiros de campo y los Heat (6-3) se aprovecharon de las 24 perdidas de balón que tuvieron los Mavericks por 16 suyas, incluidas seis que cometió su jugador estrella.

El escolta Dwyane Wade logró 17 puntos, cinco rebotes, ocho asistencias y ocho recuperaciones de balón, su mejor marca como profesional en esa faceta del juego.

El pívot Chris Bosh anotó 14 puntos, la mayoría en la segunda parte, y estuvo perfecto 6-6 desde la línea de personal, capturó cuatro rebotes y puso dos tapones.

Esta vez, los reservas sí hicieron buena labor al aportar 32 puntos con el ala-pívot Rashard Lewis y el base Morris Cole a la cabeza tras anotar 11 tantos cada uno.

La aportación de Morris fue especialmente válida para los Heat después que el base titular Mario Chalmers siguió sin tener su mejor inspiración encestadora y perdió el duelo individual con el español José Manuel Calderón.

Los Heat volvieron a superar la barrera de los 100 puntos, algo que han hecho en los nueve partidos disputados desde el inicio de temporada.

Mientras que Wade se convirtió en el segundo jugador en la historia de los Heat que consigue al menos ocho recuperaciones de balón en un partido y el primero desde que lo hizo el exbase Tim Hardaway el 20 de diciembre de 1997.

Como equipo los Heat consiguieron un 54 (40-74) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 39 (5-13) de triples, comparados al 50 (37-74) y 43 (12-28), respectivamente, de los Mavericks.

El ala-pívot alemán Dirk Nowitzi se encargó de liderar el ataque de los Mavericks al conseguir 28 puntos, capturó seis rebotes, repartió tres asistencias, recuperó dos balones, perdió cinco y puso un tapón.

Mientras que el escolta reserva y sexto jugador, el veterano escolta Vince Carter, fue segundo máximo encestador al conseguir 21 puntos, incluidos 3 de 6 triples, y estuvo perfecto (4-4) desde la línea de personal.

El escolta titular Monta Ellis siguió también en su línea de jugador importante en el ataque de los Mavericks y anotó 20 puntos, además de repartir cuatro asistencias.

La dirección del juego estuvo bajo el liderazgo del base español José Manuel Calderón, que aportó 12 puntos y cinco asistencias en los 35 minutos que estuvo en la cancha del American Airlines Arena, de Miami.

Calderón, que le ganó el duelo individual a Chalmers, anotó 4 de 10 tiros de campo, incluidos 4 de 9 triples, capturó un rebote, perdió tres balones y cometió sólo una falta personal.

Aunque los Heat llegaron a tener hasta 13 puntos de ventaja en el marcador durante la segunda parte, tuvieron que vivir de nuevo el suspense en los últimos cinco minutos cuando los Mavericks se metieron de nuevo en el partido y tuvieron opciones de ganarlo.

Además, los últimos cinco minutos los tuvieron que jugar sin Chalmers, que fue expulsado por considerar el árbitro que dio un codazo intencional a Nowitzki cuando peleaba por un rebote con el pívot haitiano Samuel Dalembert.

La jugada fue revisada por los árbitros y mantuvieron la falta flagrante de grado 2 que había señalado y que le costó a Chalmers la expulsión.

Los Heat también tuvieron que jugar sin en ala-pívot Udonis Haslem, que sufre espasmos en la espalda y el veterano escolta Ray Allen, enfermo de gripe.

Ficha técnica:

110 - Miami Heat (31+29+26+24): Chalmers (4), Wade (17), Bosh (14), James (39), Battier (4) -cinco inicial-, Andersen (4), Lewis (11), Beasley (6) y Cole (11).

104 - Dallas Mavericks (32+19+27+26): Calderón (12), Ellis (20), Dalembert (4), Nowitzki (28), Marion (8) -cinco inicial-, Crowder (-), Blair (9), Mekel (-), Ledo (2) y Carter (21).

Árbitros: Matt Boland, Ron Garretson y Kevin Scott. No señalaron faltas técnicas. Marcaron falta flagrante-2 al base Mario Chalmers, de los Heat. No hubo eliminados por personales.

Incidencias: Partido de la jornada de baloncesto profesional de la NBA que se disputó en el American Airlines Arena, de Miami, ante 19.772 espectadores.