Rusia, que logró brillantemente su clasificación directa para Brasil 2014, disputará mañana, viernes, en Dubai contra Serbia un partido amistoso en el que el técnico italiano Fabio Capello intentará conjuntar aún más al equipo en su camino al Mundial y los balcánicos, eliminados, asegura que se tomarán el compromiso muy enserio.

Los rusos, que no disputaban un Mundial desde 2002, dejaron en la cuneta a Portugal, que tendrá que disputar la repesca ante la peligrosa Suecia, por lo que el ánimo de los eslavos está por las nubes.

Capello reconoció que le hubiera gustado enfrentarse a equipos de mayor potencial, como España, pero finalmente tendrá que conformarse con los serbios y el martes con los checos, equipos que no disputarán la Copa Mundial del próximo año.

El partido coincide con las negociaciones para la renovación de Capello, que previsiblemente prolongará en breve su contrato con Rusia hasta el Mundial que ese país organizará por vez primera en 2018.

No obstante, no todo son buenas noticias para el equipo ruso, ya que el controvertido centrocampista y capitán de la selección, Ígor Denísov, ha sido dejado fuera de la convocatoria con fines de reeducación

A Capello no le gustó ni lo más mínimo que Denísov exigiera el pago de las primas a la Unión de Fútbol de Rusia, por lo que decidió dejarlo fuera de los partidos amistosos.

Su lugar lo ocupará Denís Glushakov (Spartak Moscú), uno de los jugadores revelación de la temporada y que ya ofreció un gran rendimiento en los últimos dos partidos de la fase de clasificación ante Israel y Azerbaiyán.

A su vez, el seleccionador italiano podría dar la oportunidad a jugadores jóvenes como los delanteros Smólov y Iónov, el centrocampista Tarásov, y el defensa Smólnikov.

La selección de Serbia asume el partido con la misma seriedad que si fuera un duelo de clasificación y como un examen de su estado de forma.

"Los partidos contra rivales fuertes nos ayudaban antes porque después de cada uno jugábamos mejor contra, por así decirlo, equipos más pequeños", declaró a la prensa el capitán de la selección serbia, Branislav Ivanovic.

Señaló que los serbios, tras perder cualquier posibilidad de clasificarse para el Mundial, han empezado a prepararse para un nuevo ciclo de clasificaciones, por lo que el duelo contra los rusos será "una seria e importante prueba".

El actual defensa del Chelsea, que jugó antes en Rusia, elogió la calidad de la liga de este país y de su selección, que se calificó para Brasil como primera de grupo por delante de Portugal.

"Lo hacen todo según los planes, su estilo de juego es muy firme, (el técnico Fabio) Cappello dirige la selección de una forma sabia", advirtió el internacional serbio.

El seleccionador de Serbia, Sinisa Mihajlovic, no podrá contar con Jojic, Nastasic, Mitrovic y Lazar Markovic, por sus compromisos con la selección sub'21, ni con los lesionados Sulejmani y Krsticic.

Sí regresan al equipo Filip Djuricic, así como el portero Zeljko Brkic, que se ha recuperado de una lesión.

Alineaciones probables:

Rusia: Akinféev; Kombárov, Ignashévich, V.Berezutsky, Kozlov; Glushakov, Shirókov, Fayzulin, Samédov; Kokorin y Kerzhakov.

Serbia: Stojkovic; Kolarov, Ivanovic, Bisevac, Matic; Milivojevic, Basta, Djuricic, Tosic; Petrovic y Djordjevic.

Campo: Zabeel Stadium de Dubai

Hora: 17.60 (16.30 GMT)