Jake Gyllenhaal necesitó que lo suturaran después de filmar una escena intensa en su nueva película "Nightcrawler".

El actor de 32 años regresó a trabajar el jueves para un último día de filmación tras unas cuantas horas en la sala de emergencia, dijo una vocera de Gyllenhaal.

Gyllenhaal interpretaba a su personaje el miércoles cuando golpeó un espejo que se rompió inesperadamente y le cortó la mano, dijo Mara Buxbaum. La representante dijo que "se cortó gravemente" y "necesitó muchas puntadas".

"Nightcrawler" es un drama de suspenso en el cual actúan también Rene Russo y Bill Paxton. La película se estrenará el próximo año.