Un documento de negociaciones secretas encabezadas por Estados Unidos difundido por WikiLeaks expuso las diferencias que han puesto en duda la posibilidad de que 12 naciones logren un acuerdo sobre comercio regional antes de fin de año.

Las autoridades de Asia se negaron a comentar el documento publicado el miércoles por WikiLeaks. Ilustra a fines de agosto la situación de las negociaciones sobre la protección de la propiedad intelectual, uno de los aspectos más polémicos en las negociaciones comerciales de la Asociación Trans-Pacífico.

El documento de 95 páginas está repleto de iniciales entre paréntesis que muestran la posición de los países en detalles tan complejos como la protección de las marcas registradas, derechos de autor y patentes, indicio de que en esos momentos seguían muy distanciados.

Faltando apenas seis semanas para el fin de 2013, los legisladores estadounidenses han planteado objeciones a otorgar al presidente Barack Obama autoridad para negociar un acuerdo comercial de tal magnitud.

La Asociación Trans-Pacífico es un primer paso hacia un amplio acuerdo comercial regional que podría rivalizar en importancia a la Unión Europea, aunque no necesariamente aspira al mismo grado de integración política y económica. Los miembros van desde un pequeño país rico en petróleo como Brunei y otro en vías de desarrollo como Vietnam a Estados Unidos, Japón y Australia.

No está claro el progreso logrado desde el encuentro de fines de agosto en Brunei. Los gobiernos participantes en las negociaciones acordaron mantener en secreto ese diálogo, lo que provocó el enojo de grupos civiles y frustró a varios de los participantes.

La prensa japonesa dijo que el secretario del Tesoro estadounidense Jacob Lew y el ministro de Economía Akira Amari se enfrascaron en una "acalorada discusión" cuando se reunieron en Tokio a principios de semana.

El secretario jefe del gabinete japonés, Yoshihide Suga, se negó a formular declaraciones sobre el documento.

Entre otros temas, Japón se ha negado a derogar sus medidas proteccionistas a la agricultura, especialmente en el cultivo de arroz, la cría de ganado vacuno y la industria láctea, que siguen siendo un bastión de respaldo al gobernante Partido Democrático Liberal.

Lew figura en un grupo de funcionarios económicos de los países participantes que viaja por Asia antes del encuentro que tendrá lugar a principios de diciembre en Singapur.